Exultante podía leerse a Donald Trump tras el ataque de sus tropas, las de Reino Unido y Francia a #Siria. Fiel a su estilo, este nuevo episodio, parecía formar parte de un juego en el que nadie muere, ni sale herido. En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, confirmaba el éxito de la misión y agradecía la ayuda de las Fuerzas Armadas de los dos países europeos que se sumaron a su iniciativa.

Según confirma la BBC, tras el ataque de la semana pasada, con armas químicas hacia la población de Duma, en Siria, Donald Trump envió misiles y aviones a este país con el objetivo concreto de atacar tres bases militares del régimen de Bashar Al Assad.

Pese a las dudas que circulan en cuanto a la veracidad de este último ataque, las tres potencias no han dudado en intervenir. "Un éxito", según las palabras del propio presidente de #Estados Unidos, resultó la misión. La segunda que ordena desde que se instalara en la Casa Blanca. La primera vez que envío tropas a Siria fue en el año 2017, tras un supuesto ataque a civiles por parte del régimen de Al Assad con gas sarín a un grupo de civiles. Sin embargo, tras la intervención de Estados Unidos el año pasado, el ejército sirio continúo utilizando armas químicas en su lucha contra los rebeldes. Una advertencia desoída por Al Assad y que el presidente de los estadounidenses no tomó a bien.

Donald Trump, Emmanuel Macron y Theresa May

Los siete años de guerra en Siria ya han causado más de 500 mil muertes.

Es la excusa perfecta para unión de tres potencias mundiales con un único enemigo, Bashar Al Assad el dictador sirio que sumió a la población en una guerra interminable.

Los tres mandatarios acordaron que el ataque a Siria del pasado sábado se dirigiera a tres puntos claves. Como la primera vez, Al Assad no entendió el mensaje, los bombardeos apuntaban a que ahora sí lo comprendiera. Fueron en sitios que, de alguna manera, continuaban y permitían el uso de químicos en esta guerra. Los puntos atacados fueron centro de investigación del régimen, instalaciones que se utilizaban para el almacenamiento y un puesto de comando estratégico

Trump parece no fiarse de Al Assad, así que le ha advertido que si vuelve a utilizar cualquier otro agente químico en su por vencer a los rebeldes, mantendrán la misma respuesta hasta que sí lo hagan.

En su mensaje "preventivo", el presidente de Estados Unidos hacía participe de la advertencia a #Rusia, principal aliada del régimen de Al Assad. Mientras que Rusia continúa negando que el ataque a Duma, con gases químicos fuera cierto.

En el discurso ofrecido a Donal Trump previo a la intervención de sus tropas en Siria, sentenció que a los países se los juzga por las amistades que mantiene.

La política exterior de Francia y Reino Unido fue algo más diplomática que la de Trump. May y Macron informaron que Moscú recibió la notificación del ataque por parte de sus gobiernos.

Donde digo Diego...

Hace apenas unas semanas, el actual presidente de Estados Unidos, admitió sus intenciones de que las tropas enviadas a Siria pudieran regresar lo antes posible. Se trata de unos 2.000 soldados desplegados en distintas zonas del país. Sin embargo, el supuesto ataque con armas químicas a la ciudad de Duma, no hizo más que reavivar el fuego.

Para Donald Trump, el uso de armas químicas es algo de vital importancia para su país. No obstante, calificó a la situación en Medio Oriente como conflictiva, algo en lo que cree no debe intervenir si no están en riesgo otros factores. Afirmando que "el mal del mundo" no puede erradicarlo Estados Unidos y que, resolver el conflicto en Siria está solo en manos de su población.

La respuesta de Siria, probablemente, sea predecible.