El BESO es el protagonista en todas las partes del mundo porque, hoy, 13 de abril, es el Día Internacional del beso. Ese gesto de ternura, de cariño, de amor, de complicidad o de cordialidad adquiere en este día un rango elevado para revindicar esta actitud de cariño que tenemos hacia los demás y, por su puesto, que los demás tienen para nosotros. Existen tanto besos como situaciones en la vida así tienen su espacio tanto en los acontecimientos alegres y festivos, como en los más tristes e, incluso, en los momentos de pasión.

Un récord mundial fue el origen de este día porque hubiera podido ser cualquier día del año. Sin embargo, una pareja tailandesa consiguió durante un concurso superar su propio reto, con un beso de 46 horas, consiguiendo el beso más largo de la historia.

Ni más, ni menos duró 58 horas y, por esta razón, el mundo recupera esta fecha para celebrarlo. Tras tantas horas uniendo sus labios se merecen este reconocimiento mundial.

En esta fecha en muchas ciudades del mundo celebran concursos similares al de Tailandia para que los participantes puedan establecer sus marcas; sin embargo, hay un día mucho más curioso que este. Se trata del 6 de julio que es cuando se celebra el Día Internacional del Beso Robado.

El motivo para celebrar este día es, sencillamente, reivindicar el beso sin que tenga connotaciones sexuales ni tan siquiera sociales. Es decir, que el beso tenga, por un día, su propia identidad. En este sentido, las personas podrán besarse por el puro placer de compartir afecto huyendo del beso formal de las presentaciones o del de los momentos previos a las relaciones sexuales.

Este día, además, implica una llamada de atención a aquellos países en los que está prohibido el beso, e incluso, el abrazo. De esta forma tan sencilla es posible mover conciencias para que esos territorios abran su mente a otra realidad en la que no exista ningún tipo de censura hacía el afecto.

Redes Sociales

Esta jornada [VIDEO], naturalmente, ha tenido una replica virtual en las redes sociales que han quedado inundadas por miles de mensajes en los que los usuarios se referían al beso para rememorar este singular día. Memes, vídeos o fotografías han recorrido Internet en todos los puntos del planeta.

Los célebres emoticones con el símbolo del beso, asimismo, han triunfado en las aplicaciones móviles de mensajería como WhatsApp o Telegram en las que los usuarios han intercambiado besos [VIDEO] virtuales.