La profundización de una borrasca en el Atlántico Norte y su acercamiento a las costas del norte de España, provocará que el tiempo durante el sábado y domingo sea lluvioso y especialmente con mucho viento. Debido a lo fuerte que es la borrasca [VIDEO], AEMET le ha puesto nombre y será llamada borrasca Félix.

Llega la borrasca Félix

Durante el sábado, la borrasca Félix se irá acercando a las costas gallegas. Ese acercamiento traerá consigo vientos fuertes y un empeoramiento del estado del mar progresivo. El temporal se extenderá a gran parte de la península Ibérica.

El viento será especialmente virulento en zonas altas del norte peninsular.

Según los modelos en el interior de Asturias y Cantabria podrían alcanzarse rachas máximas de hasta 130 o 140 km/h en algunos puntos. No obstante, AEMET ha activado avisos naranjas para mañana sábado en estas zonas por la alta probabilidad de que se produzcan rachas de viento muy fuertes.

Fuertes vientos y olas de 8 metros por Félix

La costa de A Coruña y casi toda Pontevedra, asi como el norte de Burgos, también tienen activados avisos naranjas por fuertes rachas de viento. El resto de Galicia y otras zonas del país están en aviso amarillo por fuertes vientos [VIDEO]. Avisos naranjas que en la costa de Galicia también lo serán por el oleaje, que podría llegar hasta los 8 metros.

El domingo los avisos se extienden aún más. Los avisos naranjas por fuerte viento se extenderán a toda la provincia de Burgos y Soria.

Las lluvias, por su parte, afectarán a gran parte de la península. Aunque no se preven extraordinarias, salvo tal vez en zonas de montaña. Mientras que la cota de nieve, después de haber ascendido en el día de hoy, bajará durante la jornada del sábado sitúandose en el sistema central entorno a los 1.500 metros y en la Cordillera Cantábrica en los 1.300.

En Gredos AEMET avisa por posibilidad de aludes

En la sierra de Gredos, además, existe la posibilidad durante todo el fin de semana de que se produzcan aludes, especialmente en zonas altas, según la información facilitada por la Agencia. Esto es debido, en primer lugar por el ascenso de temperaturas de la jornada de hoy y por las precipitaciones que se esperan para mañana sábado y el domingo, en forma de nieve en cotas de 1.500 metros.

Después del domingo, la borrasca Félix se irá alejando pero las previsiones para la próxima semana apuntan a que continuarán llegando lluvias a la península. Algo que continuarán agradeciendo los embalses, que continúan en muchos lugares en una mala situación respecto a otros años.