Ana Julia Quezada ha sido detenido este domingo, cerca de las 12:30 del mediodía cuando intentaba ingresar con su vehículo al garage de la vivienda que comparte con Ángel Cruz, padre del pequeño Gabriel. Los agentes, que llevaban días siguiendo la pista de la mujer, han hallado en el maletero de Ana Julia el cuerpo sin vida del niño de 8 años que llevaba 12 días desaparecido.

Según los vídeos que han grabado algunos vecinos, puede escucharse a la mujer afirmar que ella no había sido, mientras un agente de la Guardia Civil le pide que se calle.. La mujer de origen dominicano, habría dejado al padre del niño en un hotel de la zona para que, junto con la madre del menor, comparecieran ante los medios.

Se cree, la investigación permanece bajo secreto de sumario, que desde allí Ana Julia se habría trasladado hasta una finca en la que se encontraba el cuerpo del pequeño. Según algunas fuentes, se encontraba escondido en un pozo del que la mujer lo sacó y lo subió al maletero de su coche. Los agentes la detuvieron en Vícar cuando intentaba ingresar al garage del domicilio familiar.

¿Por qué recaían sobre ella las sospechas?

Posiblemente la Guardía Civil la ubicó entre los sospechoso a las pocas horas de realizarse la denuncia por la desaparición de Gabriel. El pasado 27 de febrero, el pequeño que pasaba casualmente ese día con su padre y la familia de éste por no tener clases, salió de la casa de su abuela paterna sobre las 15:30 para hacer un recorrido de 100 metros hasta la casa de sus primos.

En ese mismo domicilio y a la hora en la que el pequeño abandonó la casa, también se hallaba Ana, que, según habría declarado la madre de Ángel Cruz, salió del lugar unos 10 minutos después de que lo hiciera Gabriel.

Al parecer, ella habría sido quien vistió al niño la mañana en la desapareció, sin embargo no habría declarado que la camiseta que, posteriormente se encontró, la llevaba puesta. La camiseta fue la clave para que muchas miradas recayeran sobre ella. La prensa la halló ella, una mañana en la que según palabras de Ángel Cruz, Ana le insistió para que salieran a pasear. Las dudas que generó la camiseta fueron más que las certezas. Dos días después, los peritos confirmaban que la prenda tenía ADN de Gabriel [VIDEO]. Sin embargo, estaba seca luego de varios días de lluvia y en una zona que ya había sido rastreada. Las declaraciones sobre cómo se dieron esos hechos no habría sido coincidente. Al parecer, Ana se habría adelantado y el padre de Gabriel no llegó [VIDEO] a ver cómo ella daba con la prenda.

Recién trascendió este domingo, pero Ana Julia Quezada no habría entregado si teléfono móvil a la Guardía Civil cuando los primeros días de la investigación, la benemérita se los solicitó a los familiares. En ese momento habría alegado que lo había extraviado.

Se estima que algunas de sus declaraciones ante la Guardia Civil fueron contradictorias o vagas, esto aumentó las sospechas hacía ella.

Juan Ignacio Zoido, Ministro del Interior, ha comparecido ante los medios a las pocas horas de ser detenida Ana Julia Quezada. Ha mostrado su consternación por el desenlace de la búsqueda y ha pedido prudencia para dejar trabajar a la Guardia Civil durante las próximas horas, ya que son cruciales para la investigación.

Los investigadores intentarán determinar si Ana Julia, que permanecerá detenida al menos 72 horas antes de pasar a disposición judicial, es la responsable de haber asesinado a Gabriel y si actuó en solitario. El padre del niño también ha prestado declaración en dependencias policiales este domingo, pero nada haría pensar que como investigado.

El cuerpo del pequeño ha sido trasladado ha última hora de la tarde al Instituto de Medicina Legal de Almería.

Durante los 12 días en los que se buscó a Gabriel Cruz, la mujer ha estado conviviendo con el dolor y la desesperación de la familia. Ha acompañado no solo al padre, su pareja, sino también a Patricia, la madre del pequeño.