La Operación Frío se ha activado durante la madrugada del viernes ante las previsiones de que las temperaturas llegaran a los 0 grados.

La fase preventivas de este mecanismo se activó a fines de noviembre del 2017. Cerca de 4.700 personas han pernoctado desde esa fecha en centros especificamente destinados a este fin. La operación contra el frío que ha implementado la provincia está dirigida en su mayoría a personas sin hogar que suelen pernoctar en las calles.

Se ha reforzado la participación de los equipos especializados del Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (CUESB). Los mismos recorren las calles de la ciudad para informar a las personas en situación de riesgo que cuentan con este servicio ofrecido por el consistorio.

Algunos de los centros habilitados funcionan durante todo el año, mientras que otros han sido acondicionados para esta ocasión en particular. Según ha informado la agencia de noticias EFE, en estos cerca de 70 días que el plan lleva en activo se han solicitado 4.461 cenas y la misma cantidad de desayunos. Se han registrado unas 3.560 duchas, alrededor de 3.037 pedidos para los servicios de consigna. Las atenciones en enfermería no habrían superado las 177 consultas. #invierno #Ola de frío #Nieve