Tania Llasera en algunos momentos de su vida sufrió un fuerte aumento de su peso, alguna vez inclusive le preguntaron si estaba embarazada. La realidad es que, como ella misma ha explicado en ocasiones, el cambio se debió a que dejó de fumar.

El confinamiento extremo, punto de partida del cambio de vida

La pandemia de coronavirus que la obligó a encerrarse, como a tantos otros en la época de confinamiento extremo, le mostró otro camino. Los 56 días de encierro junto a su marido y niños Pepe y Lucía ayudaron a la familia a conocerse mejor y llevarse una gran experiencia y aprendizaje.

Todo ese nuevo camino de experiencias y aprendizajes, la conductora finalmente pudo materializarlo en un libro de su autoría: ‘La vida a mordiscos’, un libro de recetas que forman parte de la configuración de su cambio personal, que incluyó yoga, meditación, deportes, es decir, un cambio de hábitos dirigidos a una vida saludable. Y también, el ‘ayuno intermitente’, una práctica que Tania Llasera adoptó de forma definitiva.

El ‘ayuno intermitente’ de Tania Llasera

Al ‘ayuno intermitente’ Tania Llasera lo califica como “no un tipo de dieta, sino un cambio vital”, que ya practicaba desde antes sin tener en cuenta de lo que se trataba: “yo me saltaba el desayuno”. La presentadora cuenta que desconocía que ese tipo de hábito tenía un nombre propio: “no me entraba nada al levantarme.

Me entra un café, agua, pero no tostadas y demás", confiesa. Ese sistema, ahora lo tiene controlado por análisis médicos y seguimiento profesional. De hecho, fue un médico quien le recomendó el sistema.

De todos modos, acerca de su libro, Tania Llasera admite que le resulta muy difícil recomendar el método a otras personas, ya que solo se atreve a decir que a ella misma le sienta bien, ya que “más que una dieta, es un cambio vital”.

Un libro que traduce su proceso y recetas de familia

‘La vida a mordiscos’ es el resultado de todo ese proceso de cambio de vida y de hábitos que fue evolucionando y donde la autora fue bajando de peso, sin realmente haberlo buscado. “Empecé a no sé cuántas tallas más de la que tengo ahora mismo y se ve la evolución en el libro como al final empiezo a ayunar y cambio de peso”.

El mismo libro, además tiene las recetas de su familia, que son un crisol de culturas diferentes y enriquecedoras: “Está el marmitako que es vasco pero que lo hace mi madre y lo ha mejorado, luego el chilli con carne que es más americano y ese tipo de comida inglesa que te apetece.

La presentadora de 'Como sapiens' en La 1 cuenta que también ya tiene otro libro empezado donde hablará del cuerpo femenino y apela a esa costumbre de normalizar la crítica a los cuerpos ajenos, algo a lo que ella misma estuvo sometida durante mucho tiempo a causa de los vaivenes de su peso.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Mujer
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!