Un juez en Jacksonville condenó a una Mujer a 30 días de cárcel luego que se viralizara un vídeo de cuando tose intencionalmente sobre la cara de otra mujer en un negocio del estado de Florida. También, según informó a través de un mail a la prensa el director de comunicaciones de la oficina del fiscal de Jacksonville David Chapman, la pena de 30 días de cárcel incluye el pago de una multa de 500 dólares y realizar una evaluación de salud mental para el manejo de la ira. La mujer, además, se encuentra en libertad condicional por seis meses más.

Debra Hunter tosió deliberadamente sobre la cara de una mujer

Debra Hunter fue arrestada el pasado mes de junio después de que fuera grabada tosiendo deliberadamente sobre la cara de otra mujer durante una discusión con empleados dentro de la conocida tienda departamental llamada ‘Pier 1’.

En la causa se lee que la víctima, de nombre Heather Sprague, había comenzado a filmar una fuerte discusión que iba en aumento entre Debra Hunter y los empleados de la tienda mientras no llevaba mascarilla. Cuando se vio grabada, Hunter le contestó con un gesto grosero con ambas manos antes de amenazar que le tosería en la cara. Y luego, avanzó hacia la mujer que la filmaba y sin mediar más, tosió violentamente sobre su cara.

La víctima es persona de riesgo por padecer un tumor cerebral

La acción, que se volvió tan viral como el coronavirus, ocurrió el año pasado, en plena primera ola de la pandemia, más precisamente en el mes de junio en el condado de Jacksonville, al noroeste del estado de la Florida, Estados Unidos. Y se agravó profundamente al descubrirse que la víctima, padecía un tumor cerebral, lo que la vuelve persona de riesgo.

Debra Hunter pasó días en la cárcel y ahora le restan seis meses de libertad condicional. Basó su defensa en la preocupación que llevaba en esos momentos a causa de un incendio que había padecido en su casa y lo mal que la estaban pasando sus hijos luego que se viralizara el repudiable suceso.

La defensa de Hunter se basó en sus problemas personales y familiares

El marido de Hunter le dijo al juez que habían enfrentado numerosas dificultades previas al incidente, incluyendo la pérdida de todo lo que tenían en el incendio de su casa. El marido justificó la reacción de su mujer con toda la tensión previa que le había provocado ese suceso y que sus hijos estaban perdiendo amigos y relaciones. El hombre lamentó que sus hijos “están perdiendo amigos en el colegio" y que él mismo no puede "caminar por la calle sin agachar la cabeza”, por la vergüenza.

Sin embargo, el juez James Ruth, dijo que le llamó la atención el hecho de que la defensa de Debra Hunter se centrara más en los daños que quedaron en su propia familia luego de su acción que en cómo pudo haber dañado a la víctima, una mujer que padece además una grave enfermedad y sobre quien no demostró gran interés.

Afortunadamente, el análisis de COVID-19 al que se sometió la víctima, dio negativo.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Mujer
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!