Un niño de la comunidad de Palomares del Río en Sevilla se ha viralizado al haber protagonizado un tierno momento después de, supuestamente, haber roto por accidente el cristal trasero de un coche que estaba en el taller. El cristal quedó completamente destrozado, pero todo apunta a que no fue por un acto vandálico, sino que habría sido por un accidente del pequeño jugando. Su nombre es Alejandro y no se sabe de él más que, en vez de salir huyendo para que no le pillasen, se habría quedado para hacerse cargo de su error, dejando una tierna nota que dejaría demostrado sus valores y educación.

El niño dejó una nota disculpándose

La nota dejada por el niño ha sido publicada en las redes y, a pesar de su brevedad, rápidamente se ha difundido por la red por la honesta iniciativa que tiene. Se desconoce la edad del niño, ni si es vecino del barrio, solo se lee con una correcta caligrafía en una hoja de cuaderno recortada una corta frase que se ha colado en todas las pantallas de las redes rápidamente: "He roto sin querer el cristal. Soy Alejandro. Disculpe" se lee en la nota, junto al número de teléfono de su madre y de su padre, para que se pudiera localizar a algún responsable por el incidente y que se hiciera cargo de la parte económica. Esta sincera nota dejaría claro que no se trata de un acto vandálico, sino de un accidente juvenil.

El personal del taller publicó la nota del niño

Sin embargo, no fue el dueño del coche el que leyó la nota del niño, sino el personal del taller donde estaba estacionado que, al ver el papel, no dudaron en publicarlo en sus redes para dejar constancia de este entrañable hecho.

El taller quiso compartir con sus seguidores este momento sin pensar que se convertiría en el tema del día.

"No solo tenemos vandalismo en el pueblo, también hay Niños con muy buena educación como este chiquillo" se puede leer en su publicación en la que estaría defendiendo la buena voluntad de la gente en contra de la supuesta mala fama que se estaban labrando el pueblo.

El gesto de este niño se ha viralizado

Todo el mundo se ha hecho eco de la noticia enseguida, aplaudiendo la iniciativa del niño: "Enhorabuena a los padres por haber educado a Alejandro de esa manera", "Aún queda esperanza en la humanidad" eran algunos de los comentarios del viral incidente.

La opiniones, en general, han sido bastante positivas y muchos celebrarían que el niño haya dado la cara en vez de salir corriendo. Sin embargo, un grupo de escépticos no terminarían de creer este hecho supuestamente espontáneo, y señalan que la nota no estaría escrita de manera genuina por el chaval, sino que podría haber sido una consecuencia de algún vecino que le vio romper el cristal por accidente o de los propios padres del pequeño.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!