Anoche, el segundo capítulo de la serie documental sobre la vida de Rocío Carrasco 'Rocío, contar la verdad para seguir viva' emitido por Telecinco en horario de máxima audiencia, abordó el delicado tema de sus hijos. Un asunto muy duro para la que fuera la Mujer de Antonio David Flores, puesto que no tiene relación alguna con ellos desde hace casi una década y en particular, mantiene una relación bastante problemática con su primogénita, Rocío Flores. Pero no siempre ha sido así. La hija de Rocío Jurado ha contado en el segundo episodio de dicho documental la felicidad que sintió cuando supo que iba a ser mamá y cómo se le iluminó la cara cuando vio por primera vez a sus dos hijos, Rocío y David.

Rocío era una niña maravillosa que 'moría por su madre'

La hija de Pedro Carrasco ha confesado, a lo largo del documental y entre sollozos que, cuando supo que estaba embarazada sentía que iba a cumplir el sueño de su vida, el de ser mamá. Además, confesó que cuando descubrió que era una niña se "volvió loca de la felicidad". La ocasional presentadora ha recordado que la hija que tiene en común con Antonio David Flores nació con con 3,750 gramos y que "era una muñeca". Asimismo ha rememorado cómo su primogénita era una "niña maravillosa" que se "moría por su madre" y que era la pasión de sus abuelos, educándola con el "no se miente" .

La reacción de sus padres cuando supieron que estuvo embarazada

Rociíto quiso narrar el momento de cómo reaccionaron sus padres, el boxeador Pedro Carrasco y la cantante Rocío Jurado, a la noticia de su embarazo. La hermana de Gloria Camila explicó que fue a Murcia a ver a su madre, ya que en aquel momento estaba de gira, y desveló que, en cuanto abrió la puerta del camerino, su progenitora la miró y, a quemarropa, le preguntó si estaba en estado de buena esperanza y le abrazó muy fuerte cuando la joven le confirmó sus sospechas.

En cambio, la reacción del padre fue totalmente diferente, revelando que cuando supo la noticia, el padre la abofeteó tan fuerte que la cabeza, según relata Rocío Carrasco, "le dio vueltas", diciéndole que "iba a arruinarse la vida", confesó la mujer de Fidel Albiac, entre sollozos.

David, 'un ser de luz' para su abuela

A Rocío Carrasco se le iluminaba la cara cuando hablaba de su hijo pequeño, David.

De hecho, a pesar de haber vivido un embarazo difícil debido a los conflictos que tenía con el que fuera su marido, todo lo que siente por su hijo es un amor desmesurado, llamándole, en repetidas ocasiones durante el documental, "mi enano", definiéndole como un niño muy tierno que se "desvivía por su madre".

La exmujer de Antonio David Flores no ha querido entrar en detalles sobre el estado de salud de su hijo, pero en cambio le brillaban los ojos cuando recordaba los momentos vividos con él y cómo su madre le decía que el pequeño era "un ser de luz". Muy dura consigo misma, Rociíto admitió que tras el nacimiento del niño se llegó a preguntar si "el horror que estaba viviendo" con el ex guardia civil había perjudicado en la salud del pequeño, que en realidad es una enfermedad genética, por lo que ningún tipo de embarazo podía influir.

A pesar de la distancia que tiene con sus hijos, Rocío se siente muy orgullosa que sus hijos estén tan unidos y del cual, en parte, se siente responsable por haberlos inculcado el valor del amor fraternal.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!