Una foto en blanco y negro con los rostros cercanos, como sorprendidos en la intimidad de unas vacaciones juntos. Esta es la foto que Iker Casillas y Sara Carbonero eligieron compartir en sus perfiles de Instagram para anunciar el fin de su relación.

El ex portero del Real Madrid, Oporto y de la selección española y la periodista televisiva salieron al ruedo para terminar con los rumores de las últimas semanas con un dulce, y triste, mensaje entregado en duplicado por ambos perfiles: "Tanto Iker/Sara como yo nos sentimos enormemente orgullosos de la familia que somos y hemos sido capaces de compartir un amor que nos ha llenado de felicidad a lo largo de todos estos años de unión.”

Carmen Lomana analiza la ruptura de Iker Casillas y Sara Carbonero

Pero más allá de las bonitas palabras que eligió el glamoroso exmatrimonio, la socialité Carmen Lomana le echó un balde de fría realidad desde su sección radial ‘La hora Lomana’, al contestarle a la periodista Cristina López Schlichting en el diálogo sobre el tema excluyente del fin de semana.

Para arrancar con el tema, López Schlichting recordó rupturas de matrimonios emblemáticos, como el caso de Melanie Griffith y Antonio Banderas, contando que le provocan “una pena tremenda”, pero Lomana le informó fríamente que eso ya se sabía, por lo que no se estaba hablando de ninguna novedad.

Carmen Lomana le contestaba a su compañera de programa que los problemas venían desde que estaban viviendo en Portugal y que han querido dejar pasar el tiempo debido a los grandes problemas de salud que padecieron. Para la socialité, ellos se llevaban muy bien, pero la conviviencia ya les resultaba imposible, de hecho “ya llevaban casi dos años, o un año y medio mal” y confirmó que vivían desde hace tiempo en casas separadas, lo que abona la realidad de la pareja.

Las enfermedades impidieron por un tiempo el fin de la pareja

Para Carmen Lomana, el motivo de no explicar los motivos de la separación mucho tiempo antes, fue la enfermedad de Sara Carbonero, a quien en 2019 se le detectó un Cáncer de ovarios, tuvo que ser intervenida quirúrgicamente y pasó por una larga convalecencia: “No lo han querido desmentir, porque hubiese quedado muy mal que en el momento en el que Sara estaba mal...

”, teorizó Lomana.

Además de la enfermedad de Sara, Iker sufrió un infarto, y la consideración de Lomana es que muchas veces esas situaciones “desunen”. De hecho, Sara reclamaba que “se sentía abandonada”.

Lomana descorre el velo al mensaje de Sara e Iker

Pero más allá de las dulces palabras y condescendencias para el matrimonio en ruptura, Carmen Lomana no se privó de lanzar un comentario, según sus propias palabras "malévolo" para reflexionar sobre el contenido del mensaje publicado, no por esta, sino por varias parejas que justifican su divorcio: "¿os habéis dado cuenta de que las parejas cuando se separan nunca dicen 'nos separamos porque estamos hartos ya y no nos aguantamos'? Se separan porque ya no se aguantan". La columnista puntualizó que normalmente se declara que "nos queremos muchísimo, nos adoramos", pero que la realidad es que hay un momento en que "no aguantas más".

La colaboradora de ‘Fin de Semana’ se centró finalmente en la situación de los hijos pequeños de Iker y Sara, al cuestionar el mensaje del consabido “nos queremos tanto”, pensando que en un futuro, los Niños ya mayores podrán pedir explicaciones a sus padres y decirles: “a ver, si os queríais tanto, ¿para qué os habéis separado?”.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Mujer
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!