Sara Carbonero e Iker Casillas emitían el pasado viernes 12 de marzo un comunicado de prensa para confirmar su ruptura después de más de 10 años de relación y dos hijos en común. Los protagonistas de este modo, hacen pública su ruptura después de varios meses de especulación en muchos medios de comunicación.

En el comunicado expresan el gran cariño que sienten el uno por el otro

Una de las parejas más querida por todos ha comenzado indicando en el comunicado que se sienten muy orgullosos de la familia que han creado juntos, refiriéndose en este caso a sus dos hijos.

Tanto Iker como Sara han reconocido que toman caminos distintos y separados pero que seguirán en la lucha diaria del cuidado de sus hijos tal y cómo han estado haciendo siempre.

La pareja ha manifestado que ha sido una decisión muy meditada por ambos pero que la ruptura no les separa del inmenso cariño que se tienen teniendo en cuenta que llevan más de una década juntos.

Respeto, afecto y amistad es la nota más importante del comunicado

La periodista y el portero del Real Madrid confirman el respeto y la amistad que sienten el uno por el otro y que han adquirido un compromiso juntos y no es otro que luchar por el bienestar de sus dos pequeños.

La famosa pareja pide respeto y comprensión ante una situación que no es nada agradable para ellos y aseguran que no volverán hablar del asunto ya que pertenece a su más estricta intimidad.

Sara Carbonero e Iker Casillas vivían una historia de amor de la que todos fuimos testigos

La pareja se conoció cuando ella trabajaba cómo reportera de prensa allá por el año 2009 y él era uno de los porteros más destacados del mundo del Fútbol. Tanto Sara como Iker, fueron muy cautos a la hora de oficializar su relación pero en el año 2010 España ganaba el Mundial de fútbol y el famoso beso del madrileño a la periodista dio la vuelta al mundo.

Desde este mismo momento no se separaron el uno del otro pero el destino quiso que ambos vivieran uno de los peores momentos de sus vidas. Iker sufría un infarto de corazón y un mes después a la periodista le detectaban un cáncer de ovarios del que tuvo que ser operada.

Afortunadamente ambos fueron recuperándose y su vuelta a la capital de España después de un tiempo en Oporto les dio aún más fuerza para continuar.

Los protagonistas han indicado en más de una ocasión que en Portugal les acogieron con mucho cariño pero que se sentían muy solos al tener que estar lejos de sus familiares ya que todos residen en España.

Actualmente Sara Carbonero continúa con su nuevo proyecto en una conocida emisora de radio e Iker, retirado del campo de fútbol, forma parte de la plantilla del Real Madrid donde se siente muy feliz después de haber sido "su casa" durante años

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!