La guerra está más abierta que nunca en el clan Pantoja. Los cimientos de Cantora se tambalean porque Kiko Rivera, el primogénito de Isabel Pantoja, ha estallado contra su madre. A pesar de que los componentes de la familia nos tienen más que acostumbrados a sus idas y venidas, nunca antes habíamos visto a un Kiko Rivera tan enfadado. Lo que Isabel Pantoja no esperaba es que “su pequeño del alma” se rebelase contra ella.

La veda se abrió en el 'Deluxe'

Todo comenzó cuando Kiko Rivera acudió al programa de Mediaset 'Sábado Deluxe' para sincerarse ante el público y contar que sufría una depresión que llevaba arrastrando desde unos meses.

La pandemia mundial ha afectado mucho al cantante y DJ y el poco trabajo que tiene le ha sumido en una profunda depresión. Fue esa misma noche, mientras Kiko contaba sus sentimientos en prime time, cuando el programa recibió la llamada en directo de su madre, Isabel Pantoja. La tonadillera le espetó a su hijo que no tenía derecho a estar triste y le reprochó no habérselo contado a ella. Esas palabras le dolieron mucho a Kiko y la conversación entre madre e hijo finalizó de forma tensa.

La guerra está abierta

Tras varios ataques de Isabel Pantoja a su nuera, Irene Rosales, Kiko Rivera ha aclarado en varios stories de Instagram su posición en este enfrentamiento, donde se decanta por su mujer. Concretamente, el DJ subió una captura de una noticia del diario 20 Minutos donde se aseguraba que Isabel Pantoja echaba la culpa a Irene Rosales del enfrentamiento con su hijo.

Kiko respondía enfadado: "Sigues, ¿no? Qué bien se te da echar las culpas a otro cuando la tienes toda tú. No me pienso callar absolutamente nada. Y ahora sí te escribo a ti. Desde este mismo momento dejas de ser importante para mí".

Unas palabras que han sorprendido en el mundo del corazón. Kiko Rivera siempre se ha caracterizado por defender con uñas y dientes a su madre, por lo que estas palabras resquebrajan la supuesta armonía familiar que mostró la familia tras el paso de Isabel Pantoja por Supervivientes.

Pero esto no queda ahí. Kiko Rivera se ha desahogado con Mila Ximénez en una entrevista a corazón abierto para la revista Lecturas. En ella, cuenta que él no cedió su parte de la finca Cantora a su madre a sabiendas.

Asegura que el mismo día de su dieciocho cumpleaños, su madre le llevó a un notario para que firmase unos papeles, y él obedeció sin saber qué firmaba.

Kiko se muestra dolido con su madre en su entrevista más sincera y asegura que Isabel Pantoja no ha sido buena madre ni es buena abuela: “Mi madre como abuela no existe. Solo ve a mis hijas cuando se las llevo”. Afirma que el día que falleció su suegra, le mandó un mensaje a Isabel Pantoja diciéndole que a sus hijas ya solo les quedaba su abuela paterna y le rogó que estuviese con ellas. Sin embargo, según cuenta Kiko, Pantoja no reaccionó ante su súplica.

La tristeza de Kiko Rivera

Kiko Rivera no está pasando por su mejor momento. Los últimos meses han sido muy convulsos en su vida personal y profesional. Debido a la pandemia, el DJ no está trabajando y por tanto no genera tantos ingresos como le gustaría.

Además, afirma no sentirse del todo útil por no poder trabajar como a él le gustaría. Esta falta de trabajo le ha llevado a sumirse en una profunda tristeza que él mismo define ya como depresión. Ha afirmado que pretende ponerse en manos de profesionales para que pueda volver a encauzar su vida y ver las cosas de otra manera.

Le preocupa especialmente su depresión debido a que esta le podría hacer recaer en su oscuro pasado. Recordemos que Kiko Rivera consiguió salir de sus adicciones tal y como contó en Gran Hermano Dúo. Sin embargo, afirma que sus médicos le dijeron que tuviese especial cuidado en momentos de tristeza, ya que es cuando más probable sería una recaída.

A nivel personal, Kiko fue acusado a finales de octubre de ser infiel a su mujer, Irene Rosales.

No paraban de salir en la Televisión mujeres que afirmaban haber tenido relaciones y conversaciones con Kiko Rivera. Tras más de una semana en la que Irene Rosales era acribillada a preguntas sobre el tema en su programa Viva la Vida, Kiko decidió dar la cara y se sentó en Sábado Deluxe para aclarar los rumores y enfrentarse a los colaboradores de Sálvame.

Él mismo reconoció haber tenido conversaciones con otras mujeres ya que eso le hacía sentirse mejor consigo mismo. Fue entonces cuando desveló que estaba atravesando un mal momento debido a su depresión. Lo que él no sabía es que esto le iba a derivar en una guerra abierta contra su madre. Ahora Kiko afirma haber abierto los ojos y haberse “dado cuenta de muchas cosas”.

Kiko ataca a su madre con duras declaraciones

Desde entonces no ha parado de lanzarle dardos envenenados a su madre en forma de declaraciones en la revista Lecturas. En una publicación felicitando a su mujer, Kiko escribía: "Quien no te quiera a ti es que no me quiere a mí", en una clara referencia a Isabel Pantoja. Del mismo modo, el DJ quiso zanjar a través de su Instagram las críticas que recibió al descubrirse que iba a hacer una exclusiva para la revista Lecturas hablando de su madre: "Señores yo no soy el malo de esta película lamentable.

Solo soy alguien a quien la persona que más idolatraba me ha fallado de una manera irreparable engañándome toda la vida. Aun así yo no hice esto público, ya que yo no fui a hablar de ella y sí demás intimidades, de las cuales soy dueño.

Esa llamada no vino a cuento y las llamadas a terceros ya ni te cuento. Solo es para que lo sepáis, porque a muchos de vosotros lo que vais a leer os va a impactar".

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!