Desde que se abrió la caja de Pandora de Cantora, el mundo del corazón se ha revolucionado. Han sido muchos los que han querido opinar sobre el tema del momento, ya que las declaraciones públicas de Kiko Rivera contra su madre, Isabel Pantoja, son de lo más novedoso dentro de la prensa rosa y son muchos los colaboradores de programas de entretenimiento los que han querido que se conozca su opinión al respecto.

Alessandro Lequio, muy crítico con Kiko Rivera

El italiano ha sido uno de tantos colaboradores que han opinado sobre el conflicto entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja.

En este caso, Lequio se posiciona claramente de parte de la tonadillera, puesto que no está de acuerdo con la actitud de Kiko y no comparte que el DJ haya hablado mal de su madre públicamente. El conde Lequio manifestaba su opinión sobre el enfrentamiento a través de un vídeo en su Instagram: “Según van pasando los días, cada vez estoy más convencido de que Isabel Pantoja debería dar un puñetazo en la mesa. No digo que se querelle contra su hijo, pero sí mandarlo a la m***. No se debe consentir que un hijo hable de esta manera de su madre”.

Alessandro Lequio fue endureciendo su discurso: “No estamos hablando de un adolescente alocado, sino de un hombre de casi 40 años que lustra calva y que tiene una familia detrás”.

El colaborador opinó cómo deberían tratarse estos asuntos a su juicio: “Estas cosas se resuelven de puertas para adentro, hacerlo de esta manera dificulta enormemente las posibilidades de reconciliación”. Del mismo modo, le lanzó una pulla al DJ como padre: “Lo peor no es que esté rompiendo puentes con su madre, es el ejemplo que está dando a sus hijos, crucificar públicamente a una madre es la peor manera de educar a unos hijos”.

Unas duras declaraciones las de Lequio, que, sin duda, han escocido a Kiko Rivera.

Ayer por la mañana el colaborador de ‘El Programa de Ana Rosa’ desvelaba que Kiko Rivera se había puesto en contacto con él vía Instagram para tratar de solucionar ese mal rollo entre ambos: “Pobrecito, no quiere que tenga nada personal con él”, comentaba Lequio.

No tengo nada personal con él, solamente me limito a opinar sobre las cosas que está diciendo”, alegaba.

Kiko Rivera responde al conde Lequio

Kiko Rivera ha contraatacado a través de Instagram y ha publicado el mensaje al que se refería Lequio en su programa. En él, se lee cómo es Kiko el que habla a Lequio, preguntándole si tiene algo en su contra: “Querido Alessandro. Creo que jamás te he faltado al respeto y jamás he dicho nada en contra de usted, y mucho menos por el cariño que le tenía a su hijo. ¿Le ocurre algo conmigo? Espero no sea nada personal. Un abrazo”, escribía el DJ. A lo que el conde Lequio, con la dureza que le caracteriza, le respondía: “…porque un padre es sagrado y la vida demasiado corta.

Y por cierto, Aless al que le caías muy bien, no le gustaría la manera en la que estás tratando a tu madre. La familia es lo primero. Un abrazo”. En la captura, Rivera escribía: “Yo ya no me callo chicos… Quien quiera guerra conmigo la va a tener… Mírate al espejo y búrlate de ti mismo. Pero de mí no te ríes tú”, zanjaba Kiko.

Kiko reconoce que sufre mucha presión mediática

Lo cierto es que Kiko Rivera está atravesando una situación complicada. El pasado domingo, Irene Rosales, mujer de Kiko Rivera, se vio forzada a abandonar el plató del programa donde trabaja, ‘Viva la Vida’, por la presión a la que se vio sometida. La colaboradora fue bombardeada a preguntas de sus compañeros que hicieron que se viese completamente superada y tuviese que salir del plató entre lágrimas.

Irene Rosales trataba de explicarse ante sus compañeros y terminó abriéndose con un hilo de voz y reconociendo que la situación para ella era especialmente incómoda: “Para mí es mucha responsabilidad, es mi marido. Es un tema muy delicado porque tengo mucha presión porque no deja ser la abuela de mis hijas y la madre de mi marido”.

Al ver la reacción de su mujer, Kiko Rivera decidió entrar en directo y salió a la puerta de su casa, donde le esperaba una reportera del programa, para atajar él mismo todas las preguntas que se le estaban haciendo a su mujer y, de paso, mandarle un mensaje de ánimo a su esposa. Kiko dedicó unas bonitas palabras a Irene Rosales, que demuestran que el matrimonio se ha unido más que nunca en estos duros momentos que atraviesan: “Solo decirte que me siento muy orgulloso de ti.

Si algo me rompe el alma es verte llorar. Eres lo mejor que me ha pasado en la vida, no me gusta verte así. La postura que tienes es la correcta”, decía el DJ, mientras se nos mostraba en cámara un plano de Irene Rosales con los ojos llenos de lágrimas.

El hijo de la tonadillera reconoció también la gran presión mediática a la que se está exponiendo el matrimonio generada por las declaraciones de Kiko Rivera en “Cantora: la herencia envenenada” sobre la herencia de su padre: “La presión a la que estás sometida no cualquiera la puede llevar. No quiero verte llorar”. Del mismo modo, el cantante reconoció la dureza de los momentos que está atravesando en la actualidad por el enfrentamiento público con su madre, Isabel Pantoja.

Sin embargo, en todo momento reiteró que es la tonadillera la que debe dar el paso para que se produzca una reconciliación: “Mi madre es la única que puede frenar este linchamiento público. Soy compresivo, me puede explicar las cosas y esto se acaba aquí. Lo de mi madre no tiene solución, entre otras cosas porque no le da la gana, no me llama”. El DJ aseguró que él no llamará a su madre para arreglar las cosas, y afirmó que en su casa el apoyo de su mujer es total: “Nosotros vamos a tirar para adelante. Tenemos unas hijas maravillosas. No quiero ver a mi mujer llorar. Quiero una familia lo más normal posible, aunque estemos más solitos”.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!