Melyssa Pinto y Tom Brusse han sido sin duda la pareja más polémica de la sexta gala de La isla de las tentaciones, aunque también la más mediática. Su relación acababa tras la hoguera de confrontación que pidió Melyssa al ver las imágenes de su ahora ex-novio con Sandra Pica en las que el marroquí y la tentadora mantenían relaciones.

No obstante, tras la marcha de Melyssa, Tom decidió marcharse de la isla solo y no de la mano de su amante. Pero todo esto no termina aquí, a pesar que Melyssa aseguró al marcharse que no se volverían a ver, la pareja ha vuelto a encontrarse y Tom ha tratado de forma desesperada volver con Melyssa.

Tom se muestra arrepentido por su infidelidad

En su encuentro, el marroquí ha asegurado que tiene sentimientos por Melyssa y que no quiere perderla, y trata de justificar su infidelidad: "Aquí todo va más rápido, es muy intenso... Estaba aquí perdido". A todo esto, la diseñadora le ha respondido que sus palabras no tienen ninguna lógica y que no le transmiten nada y sin duda ha hecho la pregunta cuya respuesta es la que esperan todos los espectadores: ¿Me estás diciendo que quieres volver conmigo?".

Tom Brusse, además, confesó a la presentadora, Sandra, que él seguía queriendo a Melyssa y reconoce que, si él estuviese en el lugar de Melyssa, no podría perdonar todo aquello, pero también que si quieren estar juntos se puede avanzar.

Sin embargo, la ex-tronista ya ha dado su relación por terminada, pues ella le recrimina que, si él tiene sentimientos por otra persona, no quiere seguir adelante con la relación, y que no existe ninguna posibilidad para ellos, pues afirma haber pasado del llanto a la indiferencia.

Melyssa no puede perdonar la infidelidad de Tom

Melyssa además le ha asegurado que no puede perdonarlo después de que él se haya acostado con otra chica: "Cuando estaba escuchando los gemidos de vuestro placer en mis orejas te miraba a los ojos". La catalana ha dejado claro a Tom que no habrá "un nosotros", ni ahora ni más adelante: "ni en un futuro, porque hoy me quiero a mí" y asegura que el daño que le ha causado le ha servido para que se quiera, se valore y se respete.

A pesar de todo esto, Tom ha asegurado a Melyssa que se había puesto en su lugar, afirmación que ha hecho explotar a Melyssa, que le ha respondido que él no estaba en su lugar: "Una semana después de dejarlo contigo vi a mi ex, le tenía cierto cariño y le besé, pero no me acosté con él".

Tom dejó pasar la oportunidad de recriminarle a Melyssa este acontecimiento y afirmó que no quería perder el contacto con ella y quería seguir manteniendo una buena relación. Pero Melyssa finalmente se marchó y se negó a darle a Tom un abrazo de despedida.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!