Melyssa Pinto se ha enfrentado a su mayor miedo: que Tom Brusse dejara de serle fiel. La diseñadora ha visto las imágenes de su novio besándose con la tentadora Sandra Pica y rota de dolor ha pedido abandonar el programa.

Una verdad descubierta a medias y una infidelidad a modo de venganza

A la concursante se le había censurado cualquier información sobre Tom durante una semana debido a su decisión de romper las normas y acudir a Villa Montaña a hablar con él y pasada esa semana por fin pudo ver las imágenes que mostraban la infidelidad de su novio. Aunque Melyssa aún no lo ha visto todo, ella aún no sabe que además de besarse, también mantuvieron relaciones.

Melyssa también ha podido ver las imágenes que Tom mostró para desvelar la infidelidad de la concursante meses atrás y ha tenido la oportunidad de justificarse. Según cuenta, la supuesta infidelidad tuvo lugar cuando tras estar dos meses en Marruecos y romper su relación con Tom, ella volvió a España y se reunió con un exnovio y viejo amigo.

La razón de su ruptura con Tom

Melyssa explica, que la razón de su ruptura y supuesta infidelidad a Tom está justificada, pues tras mudarse a Marruecos con él y abandonar su vida aquí, la joven decía sentirse muy sola y que a él no le daba el lugar que ella necesitaba en ese momento, por eso lo dejó y se marchó a España.

Según cuenta también Melyssa, Tom volvió a España y le pidió una segunda oportunidad; ella le contó entonces su encuentro con el otro chico, con la intención de no empezar una nueva relación con engaños y según dijo, él la perdonó y prometió no hablar de lo acontecido con nadie.

La joven parece mostrarse muy decepcionada, pues Tom no ha sabido guardar el secreto, y además cuenta que, aunque fue tan solo una semana después de romper con Tom, solo fue un beso y ella fue totalmente sincera, algo que la concursante ve como algo extraordinario, pues declaró que "otra persona se lo hubiese callado".

Lo que contenían las imágenes de Tom

Al parecer, si las imágenes que vio Melyssa no mostraban de forma explícita que Tom y Sandra habían mantenido relaciones, sí lo hacían de forma implícita, pues en ellas se podía ver cómo tras besarse en la piscina se metían juntos en la cama, algo que sin duda hizo a Melyssa romper a llorar desconsolada y pedir a Sandra Barneda marcharse de allí: “¡Déjame irme Sandra, te lo pido por favor!

Hijo de p***. Me quiero morir, me quiero ir”. La presentadora por su parte, trató de consolarla aunque sin mucho éxito.

Finalmente, la joven abandonó la hoguera y se marchó con Melodie no terminando de ver todas las imágenes. Melodie trató también de consolarla haciéndole ver que no merecía la pena llorar por Tom: "No te puedes hundir por un mie*** así". Pero Melyssa no pudo volver a la hoguera y por tanto no terminó de ver todas las imágenes.

¿Y cómo está Tom? ¿Se muestra arrepentido y destrozado por lo ocurrido? El concursante parece encontrarse muy cómodo con Sandra, a la que ha llegado hasta a invitar a Marrakesh. Según dice él, quiere mucho a Melyssa, pero no puede ser el mismo cuando se encuentra con ella.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!