Enrique Ponce ha regresado a los ruedos tras una temporada alejado del mundo del toreo. El exmarido de Paloma Cuevas ha reaparecido en la plaza de toros de Osuna en mitad de la gran polémica por su ruptura con Paloma Cuevas y su reciente noviazgo con la joven estudiante Ana Soria. El diestro ha regresado en una tarde en la que todas las miradas estaban puestas en su nueva novia Ana Soria, pues la expectación por su aparición pública ha acaparado todas las miradas. Sin embargo, pese a que Ana Soria y Enrique Ponce han demostrado estar muy enamorados, la joven ha plantado al diestro en su primera aparición el pasado 1 de septiembre.

El torero se convierte en el centro de todas las miradas en su regreso

Pese a que la joven estudiante no ha aparecido, lo cierto es que Enrique Ponce ha sido el centro de todas las miradas. Desde su forma de torear pasando por los numerosos mensajes de apoyo que Paloma Cuevas, su exmujer, ha recibido en el regreso de Ponce a la plaza de toros de Osuna. El público no parece estar de acuerdo con la separación del matrimonio ni tampoco con la forma de actuar de Enrique Ponce, quien en los últimos días ha predicado su amor a los cuatro vientos por su nueva novia. El torero ha acabado abucheado mientras toreaba con gritos de: "¡Viva Paloma Cuevas!"

El bonito detalle del torero con su nueva novia en la plaza de Osuna

Unos gritos que no parecen haber afectado a Ponce, quien tuvo un bonito gesto con su nueva novia pese a haber sido plantado por la misma en su regreso a las plazas de toros.

Así, el torero dibujó sobre el albero la letra 'A', una mención clara a Ana Soria, su joven novia. La expectación por el regreso de Enrique Ponce tuvo lugar desde el primer momento, pues el torero estuvo perseguido por los medios de comunicación desde que llegó al hotel de Osuna. Allí, el diestro prefirió no hacer ninguna declaración al respecto y mantuvo silencio tras ser preguntado por su vida privada.

Acapara todas las miradas en su regreso a los ruedos

Así las cosas, parece que Enrique Ponce ha acaparado todas las miradas y gran culpa de ello la tiene su nueva novia Ana Soria. La joven ha dejado que el torero sea el protagonista del día y ocupe todas las miradas en un cartel en el que el torero estaba acompañado por el rejoneador Diego Ventura, por su cuadrilla, que no se ha separado de él en ningún momento y por su amigo Ramón García, quien ha demostrado estar pendiente del torero en estos delicados momentos por los que está pasando desde que anunció su separación oficial con la madre de sus dos hijas, Paloma Cuevas.

Pese a sus problemas familiares con Paloma Cuevas, la vida le sonríe al diestro, quien vive un espléndido momento en el ámbito profesional y personal junto a su nueva novia.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!