Ante las últimas informaciones comentadas en Sálvame, la novia del torero Enrique Ponce ha decidido hacer un movimiento que nadie se esperaba. La joven ha dado un paso hacia delante con el objetivo de poder proteger a su novio y esto no gustará absolutamente nada a la propia Paloma Cuevas. Sálvame centró el programa del viernes en ciertas informaciones sobre el pasado de la joven que no la dejaban bien parada y, ni corta ni perezosa, la joven entraba en directo para pedir “respeto” no solo para ella, también para el torero y echar en cara a los responsables de Sálvame que dieran veracidad a informaciones completamente falsas.

Unas imágenes publicadas en "Sálvame" de un piso fueron el detonante de la llamada de Ana Soria

Sin duda, este viernes la joven decidió dar una serie de pasos que podrían marcar un antes y un después en su relación con Enrique Ponce. La joven subía una fotografía con su pareja en sus redes sociales acompañada con una declaración de amor muy íntima. Además, entraba por teléfono en el programa Sálvame, en pleno directo”, con el claro objetivo de proteger a su pareja ante las informaciones que se estaban dando sobre su pasado.

Rafa Mora, colaborador de Sálvame, fue quién logró que Ana atendiese al programa con mucha amabilidad

La joven novia de Enrique Ponce quiso atender, con mucha amabilidad, una llamada realizada por el colaborador de Sálvame, Rafa Mora, en medio del directo tras la publicación de unas fotografías en las que su imagen quedaba seriamente dañada: las de un piso de alquiler en el que, presuntamente, residió la joven durante un año con una amiga.

El casero de la vivienda envió estas fotografías al programas donde quedaba evidenciado que la vivienda había quedado dañada y muy sucia. Ana quiso desmentir que dichas imágenes sean de la época en la que ella vivía en la vivienda con una amiga durante su etapa de estudiante.

La joven habría entrado por teléfono en Sálvame para proteger su imagen y la de su novio

Lo primero que quiso dejar claro la joven es que no iba a entrar en este tipo de cosas ya que no eran más que tonterías y no se podía dar credibilidad a la primera persona (“tonto” dijo) que llega. La andaluza se mostró cansada de las muchas especulaciones que han surgido sobre ella.

Y ha zanjado este tipo de informaciones recordando que ella no tiene que justificar si es higiénica o si se asea, la gente a estas alturas puede creer lo que quiera. Esa persona debería demostrar de cuándo son esas imágenes, ya que ella no se va a justificar todo el tiempo ni aclarar tonterías.

Ana Soria ha querido insistir en el daño que pueden hacer este tipo de informaciones, no solo a ella, también a su pareja. Y, en un gesto de protección hacia Enrique Ponce, Ana ha pedido a los colaboradores de Sálvame un poco de intimidad, sobre todo para él que este fin de semana empezaba a torear otra vez y todas estas informaciones le pueden acabar pasando factura. Sobre los rumores de planes de boda, la joven ha sido sincera y asegura que están viviendo el noviazgo.

Además, la joven ha confesado a los colaboradores de Sálvame que está acostumbrándose a todas las cosas que se están contando sobre su persona y reconoce que pueden hacer daño a las personas que le rodean.

En la mente de todos, Enrique Ponce, que por su profesión debe estar lo más concentrado posible y está viendo como su vida privada se ha convertido en el centro de todas las críticas. La joven, mientras tanto, asegura que se está acostumbrando a la presión y está aprendiendo a relativizar, no dar importancia a ciertas tonterías que se están diciendo. En estos momentos, ella lo único que quiere es ser feliz, vivir su vida y sabe que todo esto acabará pasando. Sobre Paloma Cuevas, la joven ha querido dejar claro que no hablado con ella ni la conoce.

Y acabó pidiendo a los colaboradores de Sálvame que no la metan en más aprietos.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!