La nieta de Rocío Jurado es el gran fichaje de “Supervivientes 2020", pero lo que casi nadie sabía es que la joven se ha preparado a conciencia para esta aventura. Para la joven, es uno de los retos más importantes a los que va a tener que enfrentase en su vida y, por eso, ha querido prepararse al 100%, a conciencia.

Es la más joven de la edición más extrema de Mediaset (los concursantes han llegado en plena época de lluvias) y todos los concursantes tienen los ojos puestos en la hija de Antonio David y Rocío Carrasco.

La joven debuta en el polémico mundo de los realities y lo ha hecho a conciencia, preparándose para ello. La concursante ha recibido un curso de supervivencia extrema en la conocida Escuela de Supervivencia “Anaconda I”, por donde también han pasado otros concursantes como son Nacho Vidal, Yola Berrocal, Carla Barber o Christopher (que fue ganador de su edición y, el resto, llegaron a ser finalistas).

La joven reconocía su miedo a saltar desde el helicóptero

Rocío llegó a confesar a uno de sus instructores que tenía mucho miedo al salto desde el helicóptero, pero por el hecho de tenerlo que hacer en el mar, por miedo a que haya tiburones.

Por eso, estuvo ensayando mucho los saltos desde la propia torreta de escalada.

La pregunta sería, ¿cómo se ha preparado la joven ante este reto? ¿Cuál es su mayor miedo? La revista “Lecturas” se ha puesto en contacto con la persona que se ha encargado de conseguir que Rocío Flores se convierta en la mejor superviviente de su edición. El encargado ha sido José Miguel Ogalla, fundador de la escuela e instructor, que ha explicado cuál ha sido la rutina seguida por la hija de Antonio David Flores.

Rocío ha vivido una semana en el campamento para llevar a cabo un curso de supervivencia básico donde ha aprendido técnicas de supervivencias, hacer fuego con distintas técnicas solares, confeccionar un anzuelo con un poco de madera, pescar de manera sencilla, cazar animales pequeños como cangrejos o preparar un reloj de sol.

Ogalla explica que la joven se ha tomado muy en serio su formación y ha trabajado muchísimo para lograr el objetivo.

Todo el personal que trabaja en la escuela de supervivencia que ha estado en contacto con ella asegura que es un verdadero encanto, una niña con mucha educación, que se encariña con todo el mundo y la gente con ella por ser un verdadero encanto.

Los constantes enfrentamientos y las broncas por todo acaban generando ansiedad y un grave desgaste de calorías para los concursantes

Eso sí, José Miguel ha querido dejar claro que la supervivencia no solo es algo físico, la verdadera batalla está en la mente, es psicológica. Hay que trabajar mucho la respiración táctica, prepararse psicológicamente, minimizar el grado de ansiedad cuando llega el momento de estrés más alto.

Es lo que se conoce como psicología de supervivencia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!