Una de las declaraciones que más risas provocaron durante la entrevista de María Teresa Campos en “Sábado Deluxe” fue que su ex-novio, Bigote Arrocet, todavía no había ido a recoger sus cosas a la casa que es propiedad de su ex-pareja y tenía todo tirado y desordenado. Pues bien, el humorista ya ha sacado tiempo de su complicada agenda para ir a recoger sus pertenencias.

Bigote Arrocet recoge sus cosas de la casa de María Teresa después de tres meses

El humorista se ha acercado a la vivienda junto a una conocida empresa de mudanzas a recoger lo que todavía tenía en la casa que compartió con la famosa presentadora hasta el momento de su ruptura.

Sin duda, los compañeros de la presentadora han aplaudido al enterarse, pues consideraban que era una vergüenza que el cómico, que fue el responsable de romper la relación, siguiese teniendo sus cosas en casa de la presentadora.

Han pasado más de tres meses desde que el chileno decidiera dar por finalizada su relación con la presentadora a través de un mensaje de Whatsapp; pero, no fue hasta ahora cuando el cómico se ha acercado a la vivienda de la presentadora para recoger sus cosas. El humorista ha acudido a la vivienda junto a una conocida empresa de mudanza, cuyos empleados serían los encargados de llevarse todas y cada una de las pertenencias del humorista de la vivienda que compartió, durante casi seis años, con la presentadora.

Edmundo, muy sonriente, ha supervisado personalmente toda la mudanza

Un momento en el que ni la presentadora ni sus hijas han querido estar presentes, ya que estaba en una comida acompañada por unos amigos. María Teresa ya había señalado que tenía muchos objetos en su casa que pertenecían al cómico, tras varios años de convivencia, sobre todo, ropa y calzado.

Hay que recordar que el cómico estaba totalmente asentado en la vida de la presentadora y, a pesar de seguir manteniendo su piso de soltero, había hecho casi toda su vida en la casa de la presentadora: libros, prendas que él pintaba, cuadros... y recuerdos personales que la presentadora no ha tirado a la basura por respeto.

Pero, al final, ha sido a la casa de la presentadora para llevarse todo lo que es suyo.

María Teresa no ha estado presente en ningún momento

La periodista salía de la vivienda para comer con unos amigos en un restaurante sobre las 14:00 horas, lo que hizo que pudiera evitar un momento complicado para cualquier pareja que acaba de romper: presenciar como el otro se lleva sus cosas para no volver. Gustavo, la persona de confianza de la presentadora, ha sido el encargado de controlar, en todo momento, que todo iba bien y ha sido el responsable de abrir la puerta de la casa al humorista. Según la presentadora, cuando Edmundo fuera a buscar sus cosas, iba a necesitar hasta tres contenedores por la gran cantidad de cosas que tenía.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!