La máquina eurovisiva sigue, imparable, su camino hacia Rotterdam. Anoche, Ucrania, Eslovenia y, esta tarde Polonia, eligieron a sus propias apuestas que lucharán para conseguir el tan ansiado micrófono de cristal el próximo mes de mayo -del 14 al 18- en el Rotterdam Ahoy de la ciudad neerlandesa.

Ucrania- Un "ruiseñor" para su regreso

La banda Go_A se alzó, anoche, con el triunfo en la gran final del ‘Vidbir 2020', la preselección ucraniana para elegir a su representante en el certamen europeo, con ‘Solovey' (Ruiseñor) ,un tema, cantado en ucraniano que mezcla sonidos electrónicos y del folklore del país del este muy parecido a la propuesta que envió la vecina Polonia en la edición anterior del certamen.

El grupo puso de acuerdo a los expertos y a la audiencia ucraniana, consiguiendo las máximas puntuaciones de los mesa del jurado del 'Vidbir' y de la audiencia ucraniana en una gala en la que competía con otros cinco finalistas. La ex-república soviética, ganadora en el 2004 y en el 2016, vuelve a Eurovisión después de un año de ausencia tras la renuncia a participar de, Maruv, ganadora de la pasada edición del "Vidbir", porque el ente público ucraniano, UA:PBC, impuso unas cláusulas en el contrato de participación y que incluían, entre otras, la absoluta prohibición de dar conciertos o giras en Rusia, considerado un "estado opresor" por el gobierno de Kiev.

Una Balada para Eslovenia

Ana Soklić consiguió el pasaporte a Rotterdam, tras su victoria en la final del "EMA", la preselección eslovena para escoger a su abanderado para la próxima edición del Festival de Eurovisión.

La artista derrotó a Lina Kuduzović en la final y a Tinkara Kovač que representó a la ex-república yugoslava en el 2014, en la ronda de votación del jurado profesional; Voda, una poderosa balada cantada en el idioma local, será el vigésimo quinto tema que el país alpino lleva a Eurovisión, tras su separación de Yugoslavia en el 1992.

La joven artista sucederá al dúo compuesto por Zala Kralj & Gašper Šantl que, el año pasado en Tel Aviv, consiguieron una dignitosa decimoquinta posición en la final del sábado con la balada electro-pop, "Sebi" (uno mismo).

Un tema "imperial" para Polonia

Alicja Szemplińska representará a Polonia en Eurovisión con el tema, interpretado en inglés y que lleva por título "Empires" (Imperios); su interpretación consiguió el máximo de los votos tanto del jurado como de la audiencia en la final del Szansa na Sukces y ganando a Albert Cerny que representó el año pasado a Chequia junto con su grupo, Lake Malawi, quien se ha quedado a las puertas para repetir victoria con un tema escrito por César Sampson, representante de Austria en la edición del 2018.

La joven artista de tan solo diecisiete años recoge el testigo del conjunto pop-folk femenino Tulsa que, en Tel Aviv, se quedaron fuera de la final con "Fire of love (Pali się)"

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Operación Triunfo
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!