Después de la entrevista, en exclusiva en la revista “Hola!”, concedida por Jesulín de Ubrique y su mujer María José Campanario, Belén Esteban no ha aguantado más y ha estallado al darse cuenta de las grandes diferencias que existen entre las dos hijas del torero.

En la entrevista, el matrimonio ha hablado sobre Belén y su hija, pero la colaboradora no ha querido entrar en el juego del matrimonio, ya que le prometió a la persona que más quiere que no iba a volver a mencionarles. Pero sí ha querido dejar claras una serie de cosas.

La entrevista estaría llena de mentiras por parte del torero y esto enerva a la colaboradora

En un primer momento, Belén se rió ante la exclusiva de Jesulín. Ahora, el torero para poder cobrar una entrevista, tiene que hablar de su ex-pareja, cuando la ha criticado toda la vida por hacer eso. Además, el conflicto entre el torero y la colaboradora estaba fuera de los platós por expreso deseo de la propia hija que tienen en común. Y, la colaboradora no puede perdonar que el torero aproveche esta circunstancia para hablar de ella en una revista. Este silencio por parte de Belén, les ha venido muy bien a ambos, sobre todo, a Jesulín de Ubrique.

Eso sí, Belén quiso advertir que no iba a permitir que siguieran provocando, como están haciendo

Por ejemplo, Belén considera que existen grandes diferencias entre la hija de Belén y su hermana, Julia, fruto del matrimonio de Jesulín y María José. Cuando esta quiso ir a estudiar a Nueva York, Belén se alegró por la joven, pero si hubo diferencias, ya que Jesulín se negó a pagarle los estudios universitarios fuera de España a la mayor.

Asegura que el único culpable es Jesús y, por respeto a la persona que más quiere, prefería quedarse ahí.

Además, Jesús habría mentido en la entrevista, ya que, la hija de Belén no tiene relación con ningún miembro de su familia paterna. Y tiene bastante información del matrimonio, de hace poco tiempo. Por lo que, le ha recomendado al torero que no la caliente, que la va a encontrar.

Hay que recordar que la lucha entre Belén Esteban y la familia Ubrique se inició hace casi dos décadas, durante las cuales, la colaboradora de Televisión ha intentado luchar por los derechos de su hija.

A lo largo de los últimos años, Belén no ha querido hablar de la familia de Jesulín de Ubrique, al haber prometido a su hija que no iba a volver a mencionar a su familia. Pero, padre e hija siguen sin tener relación; e, incluso, Jesulín se negó a pagar los estudios universitarios de la joven en Inglaterra. Por eso, y muchas otras cosas, Belén ha dicho en más de una ocasión que tiene una reunión pendiente con el torero, aunque considera que María José no tiene culpa de nada.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!