Según se ha publicado en la prensa de Estados Unidos, el actor ha tomado la decisión de denunciar a la que fue su pareja, la actriz Amber Heard, por haberle difamado al acusarlo por violencia doméstica. Así, la lucha judicial y mediática que viven desde hace unos años parece no tener muchas posibilidades de llegar a su fin pronto.

Ya han pasado más de dos años desde que la pareja decidió poner punto y final a su matrimonio, el susodicho apenas duró quince meses y, desde entonces, el intercambio de acusaciones y de demandas ha ido aumentando a ritmo incesante.

Anuncios
Anuncios

Ahora la prensa de Estados Unidos asegura que el intérprete de “Piratas del Caribe” o “Eduardo manostijeras” ha tomado la decisión de emprender acciones legales para defender su honor y su nombre, que han sido pisoteados a lo largo de los últimos años.

La lucha entre ambos sigue este año 2019

El primer medio que publicó esta información ha sido The Blast, que asegura que Johnny Depp habría escuchado a sus abogados y estaría decidido a solicitar la cifra de 44 millones de euros (unos 50 millones de dólares) a su ex-pareja.

Para lograrlo, ya ha presentado una demanda por difamación por la serie de acusaciones realizadas por la actriz. Amber Heard ha acusado al actor, en varias ocasiones, de violencia doméstica. Según el actor, de 55 años, el único objetivo de la actriz es acabar con su carrera profesional y su imagen, mientras intenta impulsar la suya como actriz y modelo. El abogado del actor ha declarado a los medios de comunicación que ella sabe que su objetivo ha funcionado: engañar a los medios de comunicación.

Amber Heard se definió como víctima de violencia doméstica

Esta decisión ha sido tomada después que Amber Heard publicase una columna de opinión en el periódico The Washington Post, donde se describía a sí misma como víctima de violencia doméstica.

Anuncios

El abogado de Johnny Depp, durante la reclamación judicial, recordó que solo un mes de celebrarse su boda, la actriz empezó a salir con Elon Musk, en el año 2015. Por tanto, la joven habría sido infiel a su marido, además de haber falsificado toda la documentación para poder llevar a cabo la denuncia por abusos.

El matrimonio se terminó en mayo del pasado año 2016, aunque los abogados de la actriz sostienen que fue durante ese mes cuando la actriz inició su relación con el multimillonario.

Además acusan a Johnny Depp de intentar silenciar a la actriz acusándola de algo tan frívolo como si fue infiel o no.

A lo largo de los últimos meses la batalla legal entre ambos se ha hecho mucho más dura, a pesar de que firmaron un acuerdo de divorcio en enero del 2017 y enviaron un comunicado conjunto para poner fin a todas las polémicas, donde aseguraban que no se habían hecho daño físico ni emocional, ni buscaban hacer dinero con esta ruptura.

Anuncios

Pero, en el 2019, parece que todo aquello era mentira y seguirán viéndose en los juzgados.

Haz clic para leer más