Belén Esteban acudió a Sábado Deluxe a contar los pormenores de la subasta de la casa de su exrepresentante, Toño Sanchís, y a defenderse de las acusaciones que lanzó en contra de ella Kiko Matamoros, quien ha defendido a su amigo atacando y llamándola entre otras cosas, mentirosa, algo que Belén quiere aclarar y ha decidido hacerlo en público.

Belén Esteban ha dicho que no va entrar en polémicas con Matamoros, ya que mientras más discutan y se insultan mutuamente, más audiencia va a tener y más seguidores van a ver la pelea, diciendo que si bien cierto que un programa tiene que buscar la forma de mantener y ganar audiencia, ya había que ponerle punto final.

Anuncios

Matamoros por su parte, cree que muchos de los colaboradores que salen en defensa de Belén, es para adular, sobre todo María Patiño, a quien Belén reconoce como una gran amiga.

La colaboradora de Televisión manifestó en Deluxe, que lo que más la había molestado, es que Matamoros hubiera dicho que estaba utilizando a su hija. Ella afirma que las veces que ha llevado a su hija a un programa, ha sido para defender sus derechos. Belén ha dicho que por supuesto, hay cosas de las que se arrepiente con su hija, y que de su hija no se hablaba, mucho menos él.

Belén se defendió recordando a Matamoros lo mal padre que era

Para Belén Esteban ella no ha utilizado a su hija, caso contrario a lo que Kiko Matamoros ha venido haciendo, según ella, haciendo quedar mal a su hijo en el estudio cuando fueron a un programa de Sábado Deluxe, llevándose un porcentaje de dinero por eso.

También le recordó a Kiko Matamoros, que de cinco hijos que tiene, solamente se habla con una, y por el momento, no había acudido a ningún estudio a discutir con un hijo, esperando no hacerlo nunca, ya que para ella sería motivo de vergüenza.

Anuncios

Para acabar con la polémica presentada, Belén aconsejó a Kiko Matamoros que tratara de ser más feliz y a dedicarse a su vida, porque lo único que hace es causarle problemas a todo el mundo, y le hizo una petición para que la dejara en paz, que él era una persona culta e inteligente, que tal vez había otros que no tanto, y que ella prefiere ser como es.

La princesa del pueblo criticó que Kiko Matamoros se atreviera a hablar de la cantidad de programas que había hecho para Sábado Deluxe, dando por terminado el asunto, invitándolo a realizar su trabajo sin meterse con ella.

Para Belén Esteban la polémica ya está zanjada y espera no tener que continuar con ella.