The Daily Mail ha sorprendido con un artículo publicado por el propio James Middleton -hermano de Pippa y Kate Middleton- en el que habla sobre su lucha personal contra la depresión que mantuvo en silencio, sin contar nada a su familia. Además, explica que hace tan solo un año le diagnosticaron Trastorno de Déficit de Atención y ha decidido hablar abiertamente del tema y dar la cara.

De pequeño sufrió dislexia

Uno de los problemas que tenía el pequeño de los Middleton era conciliar el sueño, ya que su cerebro no paraba de pensar.

Anuncios

Esto provocó que no pudiera hacer una vida normal, algo que acabó afectando a la comunicación con su familia y amistades.

Ser hermano de quien es le permite llevar una vida privilegiada, él lo admite, y sabe que tiene mucha suerte; pero eso no hace que no pueda sufrir una enfermedad tan difícil de curar como la depresión, que no es sólo sentir tristeza (como piensa mucha gente).

James Middleton describe la depresión como un cáncer de la mente, ya que vives sin una dirección, sin objetivo en la vida.

Sólo la ansiedad le hacía levantarse cada día, y no se sentía comprendido por su círculo, sólo como si fuera un fracasado. Aunque nunca pensó en la idea del suicidio, sabe que hay personas que han sufrido lo mismo que él y han acabado dando ese paso. Fue en diciembre del 2017 cuando decidió pedir ayuda, después de doce meses de total destrucción. Cogió sus perros y se fue hasta el conocido como “Distrito de los Lagos”, un lugar que le encantaba de pequeño. Después de pasar varios días en un refugio remoto y disfrutando de la naturaleza, llegó a la conclusión de que no iba a poder superarlo él solo y que necesitaba ayuda profesional ya que no estaba bien. Eso le hizo encontrar esperanza.

Anuncios

Su hermana colabora con la fundación Heads Together

Las razones por las que ha decidido hablar de su salud mental son varias: aunque no está curado y le falta mucho camino para ello, ahora es capaz de comprender su enfermedad y tiene el objetivo de, con ayuda médica, poder superarla. Por otro lado, hablar de las distintas enfermedades mentales que existen es algo que hace su hermana Catherine y los príncipes Guillermo y Harry en su fundación Heads Together, que se centra en la salud mental.

Por otro lado, ha sido honesto sobre su historial médico: de pequeño sufría una importante dislexia, aunque hace sólo un año se le diagnosticó de Trastorno por Déficit de Atención, algo que le ha ayudado a explicar su forma de ser: es una persona muy emocional y con gran capacidad creativa, pero que tiene muchas dificultades a la hora de emprender en un proyecto como puede ser su propia empresa.