Publicidad
Publicidad

No corren buenos tiempos para Raquel Bollo. 2018 ha sido una tumba para su negocio de ropa que tuvo que cerrar. Su breve paso por Viva la Vida acabó sin renovación y, aunque la sevillana ha vuelto a fichar por Sálvame tras abandonarlo por voluntad propia, ahora ha trascendido que su sueldo dista mucho del de sus compañeros tras una bajada importante que complica mucho su vida. A este varapalo hay que sumar los tres embargos que sufre del Ministerio de Hacienda y la deuda que debe abonar una ex-representante. Sin duda, no ha sido un año bueno para la ex de Chiquetete y 2019 no se prevé mucho mejor.

Abandonó Sálvame para dedicarse a la moda y fracasó

A su salida de Gran Hermano VIP y con una situación económica a priori saneada, Raquel Bollo decidió abandonar su jugosa colaboración en Sálvame.

Publicidad

Los motivos que dio en aquel momento fue que se lo podía permitir, haciendo alusión también a que quería preservar su vida privada y la de los suyos. La sevillana se enfocó entonces en su tienda "Alma by Raquel Bollo" y recuperó una amistad perdida muy importante para ella: Isabel Pantoja.

Quizás alejarse del foco mediático no era la mejor decisión que podía tomar Raquel Bollo, pues este mismo año trascendía el cierre de su tienda en Sevilla. Por entonces ya se hablaba de los severos problemas económicos de la colaboradora incapaz de hacer frente a las múltiples deudas que arrastraba el establecimiento de la capital hispalense. Además, en el propio Sálvame trascendió que el stock de la tienda se vendía en un mercadillo a precio de saldo, algo que no le hizo nada de gracia a la ex de Chiquetete

Dejó Viva la Vida y negoció a la baja con Sálvame

Raquel Bollo empezó a volver poco a poco a la Televisión empezando con su participación en "Ven a cenar conmigo Gourmet Edition" donde tuvo una importante discusión con el siempre polémico Ángel Garó. También fichó como colaboradora de Viva la Vida.

Publicidad

Junto con el fichaje de Rosa Benito, ambas señoras se perfilaban como colaboradoras estrella y, sin embargo, ninguna terminó de lucirse, lo que supuso la salida de la sevillana y una colaboración más puntual de la cuñada de Rocío Jurado desde que Emma García cogió las riendas.

Con muchas ganas de tele y de querer hacer frente a sus deudas, Raquel Bollo volvió al programa donde estuvo más de 5 años: Sálvame. Acogida con agrado por todos los colaboradores, la que fuera uno de sus principales puntales apenas acude de manera puntual y siempre atendiendo al propio contenido que pueda generar polémica. Muy criticado fueron sus palabras tras la muerte de Chiquetete un día después. Su sueldo es apenas de 560€ por programa sin tener día fijo, haciendo imposible calcular su salario mensual.

Publicidad

Deudas, pufos, embargos y números rojos

La agitada vida profesional de Raquel Bollo tiene razón de ser y es que según ha trascendido, la colaboradora debería 30.000€ a su ex-representante Pepa Caballero quien le ha llegado a ganar hasta tres juicios, ya sin posibilidad de apelación. La propia Pepa contaba que le tenían embargadas varias de sus viviendas y bancarias. El resto de propiedades se encuentran a nombre de su hijo. Además, la enemiga de Carmen Gahona tiene el sueldo embargado por Hacienda y el último varapalo se lo ha encontrado con la muerte de Chiquetete. El cantante le habría dejado un pufo de 100.000€ en concepto de pensión alimenticia para sus hijos.

A pesar de haber participado en numerosos programas del corazón y reality shows a Raquel Bollo no le ha dado tiempo para ahorrar y enfrenta ahora una de las etapas más complicadas . Quizá podría sanear su economía con una posible participación en GH Dúo o en un reality similar , aunque hay que recordar que la sevillana ya ha participado en cuatro (GH VIP, Supervivientes, Acorralados y Ven a cenar conmigo).