El final de la última edición de Gran Hermano VIP promete seguir dando contenidos hasta que empiece Gran Hermano Dúo. La visita del Koala, tercer finalista de la edición, se saldó con una fuerte polémica con su visita a Sálvame Diario. El cantante recibió críticas e insultos por parte de Kiko Hernández desde su llegada a plató y aunque el amigo de Miriam Saavedra intentó esquivar la controversia con su discurso y con su música, la discusión se saldó con una petición un tanto perturbadora en contra del colaborador.

Anuncios
Anuncios

Koala llega a Sálvame

Poco a poco, los tres finalistas de la edición de Gran Hermano VIP están arribando a los diferentes platós de Telecinco. Koala visitaba el 27 de diciembre la edición diaria de Sálvame para hablar sobre su paso por el concurso. Sin embargo, y a pesar de tener a colaboradoras como María Patiño, Gema López o Mila Ximénez como sus principales apoyos; el cantante fue recibido por un comité de bienvenida nada agradable liderado por Kiko Hernández, quien criticó su relación con Miriam Saavedra y lo tachó de falso, calificativo que venían empleados varios de sus compañeros.

Kiko Hernández y Koala discuten en directo en Sálvame y luego hacen las paces
Kiko Hernández y Koala discuten en directo en Sálvame y luego hacen las paces

Una petición un tanto amenazante

Mientras la tarde continuaba, Koala rechazaba entrar en la polémica alimentada por Kiko Hernández y prefería comentar asuntos como la relación de Suso y Aurah, algo que el andaluz nunca se creyó desde su estancia en la casa. Por otro lado, los apelativos del colaborador de Sálvame iban a más hasta calificar de "cazurro" al cantante, algo que fue apercibido por Gema López. El concursante evitaba una discusión mayor y terminó haciendo una petición un tanto extraña: "A la gente del campo, si veis a Kiko Hernández, ¡id a por él".

Anuncios

El comentario no sentó nada bien al colaborador, quien no salía de su asombro, mientras su compañera Mila Ximénez pedía al concursante que esas advertencias se las hiciera mejor a Kiko Matamoros, alguien de quien sí recibió feroces críticas. Hernández se levantó de su silla de nuevo para arremeter contra Koala contra su discurso sobre el mundo rural.

Final feliz para los dos

Al final la sangre no llegó al río y, tras sostener una discusión sobre la fuente de Kiko Hernández que le pasaba información de Koala; Paz Padilla intercedió para que hicieran las paces.

Aunque el colaborador decía que ya se habían dado la mano, finalmente sellaron la paz dándose un sonoro beso y un fuerte abrazo. Sin duda, los concursantes de la última edición de Gran Hermano VIP no van a pasar nada desapercibidos en mucho tiempo, al menos hasta que empiece el nuevo reality.

Haz clic para leer más y mira el vídeo