Oriana Marzoli [VIDEO]estaba invitada a Sálvame para explicar todos los pormenores de su entrada a Gran Hermano VIP 6. Cuando apenas estaban entrando en materia, Kiko Hernández sacó a colación la relación amistosa existente entre ella y Alejandra.

Desde allí comenzó el problema, donde la nueva concursante de GH recriminó a Terelu no ser mala junta para su hija, comentario que desencadenó la polémica además de traer como consecuencia la partida del plató de Oriana, en vista de que se sintió acorralada por todos.

Polémica en puerta

La confrontación se dio gracias a Kiko Hernández [VIDEO] cuando apenas iniciaban la conversación sobre Gran Hermano VIP donde el colaborador recuerda a Terelu que ambas eran amigas.

Fue allí cuando Oriana Marzoli sacó a colación un comentario hecho por Terelu. De acuerdo con la joven, Terelu pensaba que era una mala influencia para su hija. La propia Marzoli recordó que lo dijo hace unos meses en el programa.

Apenas se mencionó a su hija, Terelu Campos saltó alterada, advirtiendo al director que si se hablaba de Alejandra se iba. Además de hacerle ver que solo ella podía mencionar el nombre de su hija; acción determinante para que Oriana, quien trataba de mantener la calma, explotara definitivamente.

La chica dijo a Terelu que no necesitaba nada de ella puesto que entraba sola a GH VIP. De hecho, estaba allí para hablar del tema. Recordó que no había venido para hablar ni de ella ni de su hija y finalmente al no soportar la situación se marchó del plató quedando ante Kiko Hernández como una maleducada, palabras que este expresó directamente.

Todos en contra

Una vez que Marzoli dijo que no entraría a opinar si Terelu era buena madre o no, creó un ambiente algo tenso puesto que Chelo García saltó en defensa de su compañera diciendo que debía saber cómo se dirigía hacia ciertas personas. La expresión de asombro de la chica era tal que no dijo nada. Luego tocó turno a Kiko Hernández, quien también defendió a Terelu, juzgado el comentario de la invitada.

Oriana dijo sentirse mal puesto que no le daban la oportunidad de defenderse y todos la atacaron desde su punto de vista iniciando con Terelu Campos y luego los demás colaboradores los cuales dieron la razón a su compañera.

A pesar de que Marzoli intentó tener la razón al preguntar a Terelu si había dicho que era mala influencia, la colaboradora no emitió juicio alguno. Al final, dio a entender a Kiko Hernández que para qué la invitaban si no podía hablar, finalizando así la discusión y dejando el tema zanjado.