El plató de Sálvame [VIDEO] se cobró otra víctima en una de sus emisiones y esta vez le tocó el turno a Lydia Lozano. Sus compañeros de plató acusaron a la colaboradora de querer vender a Socialité unas fotos algo comprometedoras de Kiko Matamoros.

Sin embargo, Lydia explicó que todo había sido una broma, pero al parecer no creían en su palabra. La incredulidad de los colaboradores le hicieron sentir mal y se fue llorando al baño, al que llegaron Terelu Campos y Belén Rodríguez para terminar de aclarar el tema y cerrar la discusión.

Una broma que termina mal

Kiko Matamoros [VIDEO] arremetió en contra de los colaboradores de Sálvame el miércoles, iniciando la polémica con Lydia Lozano en este plató.

Discusión creada por unas supuestas fotos que estaban en poder de su compañera y que quería vender. El problema residía en que Matamoros aparecía en las fotos y continuaron debatiendo las acciones de Lydia, queriendo que ella se explicara. La colaboradora comentó que solo se trataba de una broma, pero que en ningún momento tenía pensado venderlas.

Pero no creían en su palabra y la presionaron de tal modo que salió del plató llorando, encerrándose en el baño. Lugar donde Terelu y Belén Rodríguez fueron a buscarla para cerrar el tema. Una vez en dentro del baño,Terelu dijo a Lozano que ya se lo había dicho infinidades de veces y que había cometido un grave error, tratando de hacer ver que en otras oportunidades ha aconsejado a su compañera. Esto quiere decir que no es la primera vez que Lydia se siente tentada hacer este tipo de cosas.

De igual manera Belén Rodríguez le hace entrar en razón diciendo que había bromas que no se podían hacer, mucho menos cuando está en juego la reputación de un compañero de trabajo. Finalmente dijo que debía reconocer su error, fuese broma o no era una equivocación.

Terelu realmente sabía que Lydia quería vender las imágenes de Matamoros

El tema de las fotos de Matamoros no es para nada nuevo, ya que el propio Kiko Matamoros acusó a Lydia Lozano de querer vender las imágenes. Acusación que generó una fuerte discusión entre ambos. En esta oportunidad, la colaboradora se defendió diciendo que no pensaba hacer nada con las fotos, pero ahora que nuevamente le acusan, Lydia dijo que era broma.

A pesar que decían creerle, Terelu comentó que debía haber dicho que al principio pensaba venderlas, pero luego decidió que no. Comentario que hacía después de decir que le creía, con el cual se contradecía. Para tratar de ayudar a Lydia , Kiko Hernández entró en el baño y llamó a Kiko Matamoros, pero este no contestó.