Uno de los últimos conciertos del dúo artístico Andy y Lucas desató la polémica después de que los dos cantantes mostraran públicamente imágenes del pequeño Gabriel junto al lema "Justicia ya". En la camiseta que los artistas mostraron al público y en la que pedían justicia, había fotografías de otros menores asesinados en crímenes violentos, sin embargo, ha sido la familia del pequeño Gabriel, asesinado a manos de Ana Julia Quezada [VIDEO] el pasado 27 de febrero, los que se han pronunciado en contra de usar la imagen de su hijo en el contexto de un concierto.

La familia de Gabriel admite que Andy y Lucas han sobrepasado ciertos límites

Ha sido a través de un comunicado firmado por Patricia Ramírez, la madre del pequeño, donde han criticado duramente lo sucedido y ha advertido que "se han sobrepasado ciertos límites" dado que se ha utilizado la foto del niño junto a un eslogan político.

Por otro lado, los progenitores han subrayado que se ha pasado por alto el derecho que tienen a ser informados y a decidir sobre estos asuntos, argumentando que dicha situación lo único que ha causado ha sido un aumento de su dolor como padres.

Por último, en el comunicado [VIDEO], Patricia pedía que trataran a Gabriel como si fuera su hijo y no usaran sus fotografías sin el consentimiento y el respeto de los padres. Las palabras del comunicado familiar han causado un enorme revuelo y en menos de unas horas, ha tenido la primera respuesta por parte del dúo musical. Ha sido concretamente en la red social de Instagram donde uno de los cantantes grababa un vídeo para mostrar su indignación [VIDEO] por la reacción de los padres del pequeño asesinado.

El monumental enfado de Andy y Lucas con las palabras de Patricia Aguilar

En la grabación, el cantante se muestra visiblemente indignado y afectado por el comunicado de Patricia Ramírez y asegura que "está muy enfadado ya que ellos son famosos desde hace 16 años sin utilizar la imagen de nadie, y mucho menos en un ámbito político".

Asegura además que al vivir de los Ayuntamientos no son ni de derechas ni de izquierdas y subrayan que "este país está loco".

En su discurso además, piden perdón a los progenitores y aseguran que lo único que pretendían era ayudar y pedir justicia desde el respeto y en un concierto, algo que admite, "no volverá a hacer" y advierte: "eso sí, que nadie nos pida luego firmas ciudadanas". Al final del video, Lucas termina asegurando que si a él le pasara, como padre, le gustaría recibir apoyo