La ex vedette Bárbara Rey no deja de acaparar titulares tras romper su silencio en 'Sábado Deluxe' la pasada semana. La supuesta amiga entrañable del rey emérito casi se marcha de plató tras sentirse presionada por hablar de Juan Carlos I, una escena que no dejó a nadie indiferente y de la que también se destaca la forma en la que Bárbara Rey se pronunciaba sobre el ex monarca, de quien afirmaba: "hay personas a las que se le tiene un aprecio [VIDEO] y cariño, lo que no quiero es hacerles daño ni aprovecharme en momentos difíciles [VIDEO]".

Cobró un sueldo durante varios años abonado por el Cesid

Pese a que Bárbara Rey nunca ha hablado abiertamente sobre su relación con el emérito, son numerosos rostros los que han puesto de manifiesto la existencia de esa relación e incluso la posterior "manutención" que Juan Carlos I daba a la ex vedette a cambio de su silencio.

Por ejemplo, la periodista Pilar Urbano, quien subrayaba que Bárbara Rey pidió 70 millones de pesetas y tuvo un sueldo, exigido por ella y abonado por el Cesid.

La factura que demuestra los materiales que compró para grabar los encuentros

A la versión de Pilar Urbano, donde se deja en evidencia un supuesto chantaje por parte de Bárbara Rey al ex monarca a cambio de dinero y el pago de un sueldo procedente de los fondos reservados del Estado hay que sumarle una nueva información revelada por OkDiario. Concretamente, el medio de Eduardo Inda ha filtrado una factura a nombre de la ex vedette donde se recoge todo el material que compró en el año 1995, una factura que demostraría que el ex Jefe de Estado habría sido grabado durante sus encuentros sexuales.

La ex vedette amenazaba: "si me matan, sabréis quien ha sido"

En dicha factura se pueden apreciar objetos como cámaras de audio y vídeo de ojo de pez e incluso la instalación con un cableado especial, una factura total de más de 300.000 pesetas del año 95.

Pese a esta factura a nombre de Bárbara Rey, lo cierto es que la amiga del emérito fue grabada por aquel entonces con unas palabras amenazantes que decían lo siguiente: "si me matan, sabréis quien ha sido".

A pesar de las supuestas grabaciones, lo cierto es que Bárbara Rey nunca ha hecho uso de las mismas, y hasta el momento, no ha querido afirmar si esa relación existió, eso sí, más de 20 años más tarde de esos supuestos encuentros íntimos, se lanza a escribir sus memorias, unas memorias que supondrían un nuevo mazazo para la Casa Real y para la imagen del rey emérito.