Carmen Martínez-Bordiú no gana para polémicas en los últimos meses. Si hace apenas unas semanas, se marchaba de España y ponía rumbo a Portugal afirmando "este país es insufrible" teniendo en cuenta las controversias en las que se ha visto envuelta la familia Franco últimamente, ahora, la nieta del dictador acaba de ser "cazada" con una propiedad en Sevilla a través de una sociedad constituida en Panamá, una empresa que ni siquiera [VIDEO] existe para la justicia española.

Polémica por la concesión del título con nombre de dictador

La nietísima del dictador se encuentra en el ojo del huracán [VIDEO] desde la muerte de su madre, Carmen Polo, y la posterior petición al Gobierno del título de Duquesa de Franco, título que finalmente le fue concedido por el ex ministro del Partido Popular horas antes de que Rajoy fuera expulsado por la moción de censura.

En concreto, dicho título nobiliario fue concedido a la familia del dictador “en atención a las excepcionales circunstancias y merecimientos que en él concurrieran”.

Tiene una finca en Sevilla a través de una sociedad en Panamá

Con Martínez-Bordiú en Portugal y en plena guerra familiar hacia el Gobierno del PSOE en contra de la exhumación de los restos del dictador, ahora ha sido el medio 'El Independiente' el que ha filtrado la existencia de una finca en Sevilla a través de una sociedad radicada en Panamá. Dicha compra fue escriturada por la nietísima del dictador 38 días más tarde de inscribirse en el Registro de Panamá, cuando el país de Centroamérica tenía la condición de paraíso fiscal.

Martínez-Bordiú reconoció su propiedad sobre la finca

La nieta del dictador ha llegado a reconocer públicamente que dicha propiedad es suya, concretamente en declaraciones para el medio ¡Hola!, donde afirmaba que durmió la noche antes del enlace con su novio, José Campos.

Por otro lado, la titularidad de dicha finca sevillana es Triana Enterprises SA, o al menos, así figura en el Registro de la Propiedad. La misma sociedad no tiene lugar en el Registro Mercantil de España. Pero aquí no queda la controversia, pues el medio 'El Independiente' ha filtrado una nota simple informativa del inmueble donde se demuestra que existe una hipoteca por valor de 120.000 euros del año 2007.

Con todo, en el Registro de Panamá no se encuentra ni a Carmen Martínez Bordiú ni a su pareja entre los cargos de la sociedad que allí está radicada: Triana Enterprises SA.