Como todos saben las relaciones entre los colaboradores de Sálvame [VIDEO] no son todo amor y paz, esto lo ha mostrado muchas veces en el plató. Así que la reacción de Terelu Campos ante las exigencias que hacía a la dirección del programa no eran para nada nuevas. Pues como dijo Gema López [VIDEO] en algún momento, la colaboradora tenía dos caras, una que mostraba al público muy educada y calmada y otra que solo veían sus allegados detrás de cámaras.

Según fuentes de periodista digital, Terelu habría perdido la compostura al realizar algunos reclamos a la producción y al parecer sel asunto le salió mal. Lejos de recibir un trato preferencial, le echaron un balde entero de agua helada.

Reclamos y choques

Parece ser que la colaboradora sostuvo una reunión con la dirección de Sálvame, donde exponía que está constantemente iba en su contra y en la de su familia. Esta era a primera carta arrojada por Terelu Campos, mas la respuesta que recibió no fue la esperada. Por lo que habría comenzado a dar de gritos tan fuertes que se escucharían por todo Telecinco. Todo esto habría sido comunicado por algunas fuentes cercanas a Mediaset.

Así que el encuentro que supondría una solución para los problemas de Terelu Campos, se había transformado en una guerra sin cuartel. Después de todo aquello se prevé que la cadena le tenga reparado un regalo especial a la Campos, y es que tendría en la puerta de las instalaciones de Mediaset las maletas preparadas. Al parecer, no habría retorno, le tendrían un boleto de ida sin regreso.

De cualquier modo toca esperar las declaraciones que se hagan respecto al tema por parte de la dirección.

Un error que puede salir caro

Antes de estas discusiones, la dirección de Sálvame había mandado una clara advertencia a Terelu Campos. Pues supuestamente había dedicado unas críticas muy fuertes a Jorge Javier Vázquez, lo que parece imperdonable para Telecinco, ya que no admiten que se hable mal de su presentador estrella. Desde antes Terelu Campos iba vía el despeñadero, solo que no se había dado cuenta.

Así que la gota que terminó de derramar el vaso, fueron sus reclamos a la dirección. Aunado a la mala relación que había mantenido con sus compañeros, cosa que no se podía tapar con un dedo, pues nos cansamos de ver como los colaboradores se daban de gritos en el plató de Sálvame. Así que todo cae por su propio peso, no se pueden cometer errores sin sufrir las consecuencias de nuestros actos.

De cualquier modo esperamos que esta situación llegue a feliz término y Terelu Campos no sea despedida.