El regreso de Kiko Matamoros al plató de Sálvame en el espacio del Club del espectador ha caído muy mal a sus compañeros de plató. A pesar de que no había regresado como colaborador, el solo hecho de tenerlo cerca ya es el detonante de muchas incomodidades. Lo que fue demostrado con la actitud de Mila Ximénez [VIDEO] al reencontrarse con Kiko Matamoros. Lo que no era para nadie un secreto, ya que las rencillas entre colaboradores son un secreto a voces.

Todos estaban en cuenta de la situación, desde el público como los compañeros de plató y demás participantes del programa. Así que el tema no es nuevo para ninguno de ellos, estarían en terreno conocido por todos.

Recibimiento poco cordial

La presentadora Carlota Corredera se dio a la tarea de hacer énfasis a Mila Ximénez acerca de la presencia de Kiko Matamoros [VIDEO]. Como advertencia de rencillas pasadas vividas entre ellos, no fuese a ser que se sintiese incomoda con su compañero. Si se quiere la presentadora trataba de avivar la llama de encuentros negativos entre ellos. Así que sugirió a su compañera que podía hacer uso de las dos horas que tenía como pase libre.

Pero la actitud desafiante de Mila no podía faltar, así que dijo que se quedaba pues no se le conocía ni reconocía por huir. Quería disfrutar una vez más de la compañía de Kiko Matamoros, sin importar que viviesen constantes choques. Los cuales habían sido muchos en el pasado, pero estaba claro para la colaboradora que esta constante riña entre ellos no cesaría de un día para otro.

Estaba dispuesta a enfrentar su situación valientemente con el carácter que la caracteriza.

Una vez dicho esto se quedó a esperar a que su compañero entrase en el plató de Sálvame. Quien de forma muy delicada y con categoría llegó al plató y fue recibido por Carlota Corredera y el público de manera muy animada.

Choques sublimes entre Kiko Matamoros y Mila Ximénez

Bastó con que el nuevo defensor de la audiencia llegase para que se iniciase una sutil guerra, entre este y la colaboradora. A pesar de que esta última había comentado que se tomaría unas vacaciones y necesitaba tomar un vuelo muy temprano, decidió quedarse en el plato solo con la intención de enfrentarse a Kiko Matamoros. El cual le agradeció que se quedara, aunque no era necesario. La actitud de ambos era si se quiere algo sarcástica, pues sus comentarios tenían un doble sentido.

Kiko Matamoros dijo con una sonrisita cínica que su compañera tenía muy merecidas sus vacaciones y además no era importante que se quedara por él, sino por la audiencia. Ya que el papel de Kiko estaba basado en la defensa de la misma. Mila Ximénez trató de esquivar los ataques pidiendo a su compañero que continuara con su trabajo. Ya vemos que este es el inicio de otro capítulo de enfrentamientos.