La polémica vuelta de Kiko Matamoros [VIDEO]a ‘Sálvame’ ha sacudido el programa. El hombre aún no se ha instalado y ya han comenzado los conflictos. Su llegada no le sentó bien a todos los colaboradores, que no dudaron en opinar al respecto.

No hay que olvidar que las relaciones de Kiko con sus compañeras nunca fueron las mejores. No en vano era muy crítico con Belén Esteban [VIDEO] y tenía sus roces con Mila Ximénez, con la que todavía no ha hecho las paces del todo.

Durante el regreso de Kiko, Belén fue la que se llevó la peor parte. En un principio, esta no se mostró para nada entusiasmada al ver a Matamoros en ‘Sálvame’, y dejó muy en claro que no va a aguantar ninguno de sus comentarios.

Sin embargo, Kiko no se tomó en serio la advertencia y la colaboradora estalló muy pronto.

El club del espectador

Matamoros llega a ‘Sálvame’ no como colaborador, sino para formar parte de ‘El club del espectador’. Es decir, para ser la voz de la audiencia del programa. Desde el 2017 Kiko no se dejaba ver en este show de Telecinco, y esta vez vino a reemplazar a Carlos Lozano.

Aunque Mila no se mostró muy contenta con la vuelta, aunque sí parece dispuesta a recibir de nuevo a Matamoros: "a la gente que vuelve al regazo hay que recibirlos como cuando se iban a trabajar fuera, que vuelvan, que aquí está su casa", comentó. No obstante, los rencores entre Kiko y Mila no desaparecerán fácilmente y su amistad, rota desde que Makoke demandara a Ximénez, no se reconstruirá en poco tiempo.

Terelu Campos optó por la indiferencia, aunque se nota que las cosas tampoco son fáciles para ella.

“Mi relación con Kiko depende del lugar, el día, la hora... No tengo relación ninguna desde que hablé con él en vacaciones", expresó en directo.

Los roces con Belén Esteban

La parte más incómoda del programa se la llevó, sin duda, Belén Esteban. Los roces entre Kiko y ella no tardaron en aparecer, y es que Matamoros hizo un comentario que le sentó extremadamente mal a la colaboradora.

Aunque Matamoros aseguró que su trabajo no es opinar sino interpretar lo que dice la audiencia, algunas de sus palabras molestaron profundamente a Esteban. Por unos instantes, Kiko decidió jugar a repartir cartas ministeriales, y, en modo de broma, dijo: "no le voy a dar la de Cultura a Belén Esteban". Esto indignó muchísimo a la colaboradora, que decidió abandonar el plató.

Belén Esteban demostró que no va a aguantar provocacionesde Matamoros, porque no quiere que los comiencen a aparecer problemas en ‘Sálvame’. Esto lo habría dicho momentos antes de la intervención de Kiko. “En el momento que este señor me intente provocar, yo abandonaré el plató”, aseguró la princesa del pueblo.