El plató de Sálvame nuevamente es el frente de batalla de los colaboradores. Pero esta vez generando una polémica alrededor del paparazzi y su divorcio. Como es bien sabido este tema siempre se presentó algo delicado entre los colaboradores de plató. Una de las razones puede ser el aprecio que sienten hacía Toñi Moreno, pero también puede ser la molestia que causa la presencia de María Lapiedra.

Lo cierto del caso es que tratar el tema en el plató es complicado. Así pasó en esta oportunidad cuando Gustavo González confirmo la noticia de que su divorcio había sido impugnado.

Encontronazo entre Mila y Gustavo

Gustavo González confirmó que su divorcio había sido impugnado de momento.

Pero desconocía la razón por la cual el mismo no había salido adelante. Incluso acotó que nunca había hecho un mal comentario en contra de la madre de sus hijos. Ese comentario comenzó una guerra entre Mila Ximénez y el paparazzi. Ya que la colaboradora dio otra versión de los hechos.

La colaboradora comentó que Gustavo González [VIDEO] en una oportunidad había hecho un comentario muy feo sobre Toñi Moreno su ex mujer. Según Mila, el paparazzi había dicho que su mujer se había ido de casa y le había dejado el marronazo de sus hijos. Palabras que hicieron alterar a Gustavo González.

Comenzó a gritar que eso era mentira, pues él nunca en la vida era capaz de llamar marronazo a sus hijos. Porque para él sus hijos no eran eso y al mismo tiempo Mila le decía que era verdad. El colaborador seguía gritando y desmintiendo las palabras de su compañera.

Una y otra vez decía que era mentira.

Gustavo González arremete contra Mila

Mientras continuaban su disputa, el paparazzi decía a la colaboradora que no quería pensar que era tan mala persona como para mantener esta mentira. A pesar de todo lo que gritó a la cara de su compañera desmintiéndola, nada cambió. El paparazzi se dejó llevar por la ira y dijo a Mila que era una cínica.

Llegó hasta pedir testigos de lo que decía, lo que no esperaba Gustavo era que Mila le dijese que tenía testigos. Pero la colaboradora no dijo nombres, solo se dedicó a imitar la voz de María Lapiedra. Además de advertir al paparazi que no intentará intimidarla porque no lo hacía en absoluto.

A pesar de que María Lapiedra estaba presente no trató de intervenir en la conversación [VIDEO] algo alterada de sus compañeros. Simplemente se dedicó a oír lo que comentaba cada uno por separado. Para Mila Ximénez, Gustavo González tiene una doble cara, pues hablaba mal de su esposa y se burlaba de ella. La colaboradora terminó por decir que no estuviese haciéndose la víctima.