A pesar de ser los primeros que levantan el dedo y a la hora de acusar. Los colaboradores de Sálvame también tienen sus defectos, no tan graves, pero defectos al fin. Los cuales fueron desvelados ante la audiencia, después de tantas críticas hechas a Terelu Campos [VIDEO]. La producción no permitió que Terelu fuese la única juzgada.

Por lo que presentó una lista no tan grande, pero que denotaba actitudes de cada uno de los colaboradores. Unas más vergonzosas que otras, pero al final todas eran manías, que estarían expuestas al mundo desde este momento.

Pequeña lista de manías

Carlota Corredera de frente a los colaboradores leyó una lista de actitudes.

Donde cada colaborador sabría de quien estaban hablando, pues de seguro identificaron las acciones mencionadas. Más no hubo ningún tipo de comentario, mientras la presentadora leía la lista.

Lo que sí había era asombro, pues la presentadora llegó a comentar que había una colaboradora que preguntaba en todos los departamentos, si alguien cobraba más que ella. No dijo nombre ,pero ya la identificó como femenina. También acotó que había alguien que llegó a pasar a producción tickets por 0.50 euros.

Esto no era todo, ya que Carlota agregó que alguien desconfiaba de que la comida del público estuviese envenenada. Además, comentó que obligaban a producción traer de bocadillo una tortilla con mayonesa. También se niegan a que los compañeros se suban en su coche de producción. Y por último alguien que le agradaba que le tomasen fotos haciendo pis.

Así son todas las manías de los colaboradores [VIDEO]. Algunos se sentirán avergonzados más otros no.

Confesiones de los colaboradores

Al escuchar todas las opciones que daba Carlota Corredera, los colaboradores sabían cual pertenecía a cada quien. Al momento que dijeron lo de las tortillas con mayonesa, Belén Esteban saltó inmediatamente y dijo que esa era ella. Pero alegó que nunca había obligado a producción a traerle nada.

Kiko Hernández no reconoció con palabras cuál de las opciones le describía. Pero la expresión de su rostro lo dijo todo, se había delatado al escuchar lo de los tickets de 0.50 euros. Igual paso con Lydia Lozano cuando dijeron lo de la comida envenenada. Mientras que Chelo García se sorprendió al escuchar que preguntaban por los departamentos si sus compañeros ganaban más.

Todos y cada uno de los colaboradores tenía su cola de paja. Pues al acercarse a la candela se podían quemar. No había ni uno de ellos que se escapará de los comentarios mencionados. No importaba reconocieran los hechos, ya que sus rostros lo decían todo. Con esto podemos ver que todo lo que condenaban en Terelu Campos, estos lo tenían pero de formas diferentes. Y la producción se encargó de señalar a cada uno por separado.