Muchos hicieron diferentes tipos de especulaciones sobre la delgadez de Alejandra Rubio, lo que tanto Terelu Campos, su madre, y la propia Alejandra Rubio desmintieron rotundamente. La joven tomó unas medidas extremas para demostrarlo, ya que colgó una fotografía posando en ropa interior en las redes sociales.

Esto desencadenó la crítica de Mila Ximénez, quien con su carácter explosivo dijo a Terelu que "no se responde como se ha respondido desde una red. Si vamos a desmentir algo vamos hacerlo con seriedad”. Indicó con esto que ella debió frenar a su hija en sus actos.

Mila Ximénez se desborda

Alejandra Rubio era el nuevo tema de debate del plató de Sálvame, ya que la chica colgó una fotografía en las redes sociales [VIDEO] donde aparecía posando en ropa interior como manera de callar los comentarios que se hacían sobre su delgadez.

Todos opinaban que la chica padecía algún tipo de enfermedad.

La colaboradora admitió que no se callaría, porque para ella era un tema serio y debía tratarse como tal, y la joven no lo estaba tomando de esta manera. Por lo que Mila Ximénez se molestó a tal extremo que recriminó tanto a Terelu como a Carmen Borrego que defendieran las acciones de Alejandra.

Incluso dijo que si Terelu hablaba de demanda estaría llegando a extremos insospechados. Preguntó a Carmen qué pensaba de la fotografía como tía de Alejandra. Carmen no supo qué decir, lo que indicó que no tenía argumentos para callar a la colaboradora.

También comentó que los colaboradores no podían permanecer impasibles ante aquello. Sin embargo, Terelu le pidió que dejara el tema y que la apoyara como madre, amiga y mujer que era.

El escudo de Terelu

Terelu Campos escudó el error de su hija en el hecho que había crecido en otra generación.

Así que dijo que no todo estaba en sus manos, indicando con esto que por su mayoría de edad le era difícil controlarla. Esta defensa no valió para Mila Ximénez, quien comentó que siempre había algo que se podía hacer.

Pero la colaboradora [VIDEO]continuó diciendo que ellos crecieron cometiendo errores y que estos eran privados. Indicó que su hija aún era una niña, y hacía lo que las demás hacían. Su hermana quería aconsejarla cuando dijo que se debía frenar a pesar de todo el ímpetu de la juventud.

No obstante, Terelu no deseaba escuchar consejos, por lo que dijo que por favor no diese lecciones de cómo criar a sus hijos. La actitud de la colaboradora mostraba que no deseaba que criticasen ni a ella ni a su hija.