Terelu Campos no deja de ser noticia en el plató de Sálvame, más cuando se habla de su pasado televisivo en Telemadrid. Kiko Hernández afirmó que una persona cercana a Sálvame le había comentado que la presentadora era bastante grosera, y que la actitud de ahora parece ser que data de tiempo atrás. Los calificativos de tirana se los ganó mientras trabajaba en Telemadrid [VIDEO].

Kiko Hernández tiene pruebas en contra de Terelu

El colaborador explicó que le habían llegado más de 40 mensajes de personas diferentes, quienes podrían documentar un hecho que Terelu había negado en una emisión anterior de Sálvame. Pero que hoy día lo podían corroborar a través de un vídeo enviado por estos personajes.

Al parecer se referían al acontecimiento derivado de las malas relaciones con un compañero de trabajo en Telemadrid. Comentó que algunos de los implicados podían demostrar lo ocurrido y otros no, ya que este acontecimiento se produjo en el año 1997. Para ese entonces los teléfonos no grababan, pero hoy en día la Televisión y la tecnología había avanzado mucho.

Carlota Corredera admitió que Terelu había desmentido muchas cosas. Pero al parecer debía ver las pruebas visuales presentadas por Kiko Hernández [VIDEO]. Esto produjo mucha curiosidad entre los colaboradores que deseaban ver el vídeo que traía su compañero, no podían quedarse con las ganas de ver lo que este mostraba.

Revelaciones de Kiko Hernández

El colaborador explicó que haría una revelación que dejaría muertas a las colaboradoras.

Continuó comentando que había una persona relacionada con Sálvame que declaró mantener muy buenas relaciones con Terelu, pero luego de romper dichas relaciones la colaboradora le escupió un chicle en la cara.

El cometario llamó la atención de todos, por lo que los colaboradores comentaron que eso era mentira. No veían a Terelu tomando esas acciones. También se podía escuchar a Belén Esteban decir que eso era mentira y la propia Carlota Corredera no imaginaba a Terelu tomando esa actitud.

Más Kiko Hernández lo aseguró y agregó que debían confiar en él, pues le conocían. Entendiendo con esto que no era de los que levantaba calumnia y mucho menos falsos testimonios. Terminó agregando que un día después de tener una discusión acalorada con esta persona rompió relaciones.

Así que al verla al siguiente día en Telemadrid le escupió un chicle en la cara. Recordó a Mila que había dicho que se debía ver a la cámara para dar las declaraciones. Ahora él hace lo propio y ve a la cámara para soltar su bomba en contra de su compañera.