Si prospera la iniciativa que está desarrollando la influyente plataforma Change.org, los días de Belén Esteban al frente de los diferentes programas de Telecinco pueden estar contados. Para ello han recabado la firma de usuarios para impulsar este cambio en la televisión privada al tildar a este personaje de la prensa rosa como: “chabacana, maleducada e inculta y se vanagloria de ello, no aportando nada en la sociedad”.

De momento, esta campaña ya cuenta con más de seis mil personas que se han adherido a un duro comunicado en contra de la que es denominada como “la princesa de pueblo”. No en vano, desde esta plataforma consideran que representa un modelo de actuación que es muy perjudicial para las nuevas generaciones por las características tan negativas que aporta una de las grandes estrellas del grupo de comunicación Mediaset.

No solamente en uno de los clásicos de la cadena como Sálvame [VIDEO], sino con colaboraciones en otros programas estelares de la parrilla televisiva de Telecinco. Con aportaciones de sus opiniones en espacios de gran audiencia como Gran Hermano o Supervivientes.

Antecedentes con la intervención de la madre de El Cuco

Desde luego que no es la primera vez que desde una plataforma de estas características se lleva una campaña en contra de los contenidos populistas en algunos de los programas de la televisión de Paolo Vasile. Como por ejemplo ocurrió en La Noria de Jordi González que llevó como invitada a la madre de El Cuco.

Hasta el punto de que muchos de los patrocinadores del espacio y empresas que emitían su publicidad no tuvieron más remedio que retirar los soportes publicitarios, lo que originó un cambio en los contenidos de este polémico programa de televisión ya que al poco tiempo fue retirado de la programación en esta cadena de televisión.

Acusan también a “la ex princesa del pueblo” como defraudadora de impuestos

Ahora parece que le ha llegado el turno a la siempre presente Belén Esteban [VIDEO] y el éxito de esta campaña dependerá del número de firmas que apoyen esta propuesta para limpiar de contenidos tóxicos los programas de Telecinco. Por otra parte, desde Change.org aluden a que: “somos muchas las personas que nos sentimos ofendidas por este personaje televisivo”.

Aunque los activistas sociales van mucho más lejos al calificarla como ex toxicómana, “aunque no le guste reconocerlo ya que disfraza esta su adicción bajo la frase estuve malita”.

También es acusada como defraudadora de impuestos, al igual que consideran que en ningún caso es una profesional de la televisión, sino una oportunista que es un mal ejemplo para todos los telespectadores españoles. En lo que es la primera campaña en contra de uno de los personajes más cuestionados en España desde hace tiempo.