Después de haber mostrado la información que haría hundir a Isabel Pantoja hija, por la noche pasional que ambos tuvieron. Tony regresó con nuevos hechos, pero esta vez relacionados con Alejandro Albalá. Basado en el mismo tema de la infidelidad, pero con diferentes protagonistas. Lo que esta vez puso en el terreno de juego a Sofía Suescun y Alejandro Albalá [VIDEO]. Pues ya no sería Sofía quien personificara los comentarios. Le tocaba el turno a su pareja, Alejandro, quien de acuerdo con Tony le había sido desleal a la recién ganadora de Supervivientes. El cantante estaba en el plató de Sálvame para desvelar lo que sabía sobre la pareja de Sofía.

Belén Esteban manda un mensaje claro

Una vez que Tony diera rienda suelta a la información que tenía en su poder Inmediatamente y sin poder contenerse saltó la ex princesa del pueblo. Es que si hay algo que no sabe hacer la rubia es quedarse callada. Al parecer su rol en la vida es emitir juicios, bueno por algo es colaboradora de Sálvame. De lo contrario hubiese elegido otra profesión. Aunque no la imaginamos en otro tipo de puesto de trabajo que no sea este.

A todas estas el cantante confirmó que la madre de Sofía Suescun no quería para nada que la chica mantuviese una relación amorosa con Albalá. Esto no era algo nuevo para todos, pues bastante la mujer se encargó de machacar la relación de estos jóvenes, mientras su hija estaba de paso por Supervivientes. Todo esto hizo acumular en la ex princesa del pueblo [VIDEO] un cúmulo de cosas, que desencadenó en un mensaje desagradable.

Comentó a Maite Galdeano delante de las cámaras que no era su intención meterse en la relación entre ellas. Pero debía dejar a su hija hacer su vida, tratar de no inmiscuirse tanto en los asuntos de Sofía. Dio a entender que debía dejar que la chica tomase sus propias decisiones.

Sofía se expresa

A pesar de la opinión que podrían tener muchos, la ganadora de Supervivientes explicó que ella escuchaba a su madre, pero no necesariamente hacía lo que decía, pues tomaba sus propias decisiones. Con esto Sofía Suescun dejó bien en claro que no era un títere de su madre, como se pretendía hacer ver, ya que hasta el Maestro Joao comentó en Supervivientes al hacer la lectura de pechos de Sofía que ella era una chica de mamá.

Pero de cualquier modo hasta que Sofía Suescun no lo admitiese no se podía hacer nada. Pues madre solo hay una y eso es lo que importa. Aunque que hablase mal de su amado Alejandro Albalá.