Sálvame ha cumplido 9 años en su mejor forma, esto quiere decir que la audiencia ha tenido mucho éxito, pero aún así el programa se hunde irremediablemente y no debido a los espectadores ya que ellos son los que más dan la talla, sino por sus colaboradores. De hecho, este pasado dos de mayo Mila Ximénez amenazó [VIDEO] nuevamente con abandonar su puesto en la Fábrica de la Tele, pero la cosa no queda ahí, según está periodista al programa le podría quedar cerca de un año de vida y desde Periodista Digital se preguntan si es cierto o algún otro truco para mantener a su público.

El pasado 26 de abril, Sálvame cumplió casi 10 años como el líder dentro de su franja horaria con cerca de dos millones de espectadores y terminó el mes de abril con una cuota superior al 18%, el mejor promedio desde febrero de hace 3 años.

Entre otras cosas le dedican mucho tiempo al contenido de Supervivientes algo que la audiencia agradece.

Un programa que revolucionó la televisión, pero para entretener la ciudad de maravilla parece estar llevando a los colaboradores a su límite y ese es el secreto del éxito para trabajar hay que sufrir.

Mila Ximénez: "Llevamos nueve años y nos queda uno más"

Este 2 de mayo, Mila Ximénez dijo que ya no podía más, que estaba perdiendo su vida personal de una manera irrecuperable y que no le gustaba lo que estaba haciendo ahora ni se gusta a sí misma, que la televisión ya no le importaba, que era una forma de ganar dinero pero que a pesar de ello no le compensaba.

Pero la frase que sin duda ha hecho estallar todas las alarmas ha sido que ha dicho que le agobiaba el hecho de pensar que llevaba aquí 9 años y que aún le quedaba uno más, esto nos hace pensar que Telecinco plantea cerrar su espacio en 12 meses.

Es cierto que Sálvame viene de una mala racha, pero ahora ha recuperado su poder y cancelarlo sería como arrancar uno de los pilares básicos de Telecinco ya que es una plataforma perfecta que promociona otros programas y además sirve para fabricar personajes con los que rellenar otros realities.

Lo peor es que Mediaset siempre tiende a agotar sus mechas y Sálvame lleva mucho tiempo siendo explotado sobre todo por los colaboradores, pero lo que es innegable es que la audiencia es capitana y que parece quedarle mucho por delante.

Aunque lo que sí que es cierto es que si los directivos deciden continuar [VIDEO], deben de darle un nuevo giro al programa que no agote a sus colaboradores ya que con la amenaza de Mila se tambalea, ya que junto con Kiko son el alma del programa.