Las redes sociales se han convertido en el medidor por excelencia de los programas televisivos, en parte por la inmediatez que genera la interacción de sus usuarios y también, por el impacto y penetración que tienen en el público. No es de extrañar, que las nuevas temporadas o estrenos se conviertan, para bien o para mal, en tendencias dentro de la web.

Un concurso que no ha pasado por debajo del radar de las redes ha sido MasterChef España, en lo que es su sexta edición el “Reality” ha encontrado duras críticas dentro del público. Muchos han sido los comentarios negativos, generados dentro de los seguidores del programa de cocina en el que, cocineros aficionados demuestran sus habilidades culinarias, compitiendo por el principal premio que es 100.000 euros y la posibilidad de publicar su propio libro de Recetas.

Toda una telenovela

Los espectadores, han sido enfáticos al referirse a esta sexta edición del programa de cocina como una “telenovela más”. Frases como: “Se ha vuelto predecible”, “han repetido las tramas de temporadas anteriores” e incluso “la selección de los cocineros será de determinada forma”, han sido publicadas en las redes.

Irónicamente, los comentarios han estado acertados en su totalidad, ya que el programa da la impresión de tener un “esquema” o “guion” preestablecido. Las tramas venden en un programa televisivo, esto no es secreto, pero realizarlas con alevosía genera rechazo y esto es precisamente lo que está levantando dentro de los fans.

Otra historia de amor

La directiva no tuvo “suficiente” con repetir, según los telespectadores, el mismo patrón que en la selección de los 15 cocineros que se medirían en esta temporada.

Para mantener o aumentar el rating, han apostado por repetir una “vieja receta”, que el romance “nazca” entre dos concursantes. Esta temporada les tocó el turno a Víctor, Ingeniero en Telecomunicaciones de 34 años, oriundo de Barcelona y a Sofía, también de Barcelona y con 20 años.

Se ha podido observar cierta picardía entre ambos, coquetería, complicidad e incluso miradas comprometedoras, revelan que “el amor está en el aire”. Cuando una fórmula es exitosa en el mundo de los negocios, ¿por qué no repetirla? No hay una regla escrita que impida reeditar el éxito cosechado con anterioridad, muchas veces funciona repetir la misma estrategia.

Aparentemente, los “guionistas” del programa están apostando por esta trama, para mantener enganchada a la audiencia hasta el final del programa [VIDEO]. Recordemos, que en la temporada anterior, pudimos ver como el romance acompañó a los concursantes, desde el primer episodio hasta la tan ansiada final.