Con una concentración y trabajo dignos de un chef profesional, Esther (10 años) se alzó con el trofeo de MasterChef Junior España, 12000€ para continuar su formación y un curso de cocina en el Basque Culinary Center.

Esther logró el pase directo a la final gracias a la vainilla

La última gala de 'MasterChef Junior' daba el pistoletazo de salida con una prueba de identificación de ingredientes para usar en la próxima prueba.

El primero en probar suerte fue Gonzalo, que con los ojos vendados identificaba unas almejas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

María estuvo más certera reconociendo dos ingredientes, el tabasco y el wasabi, escogiendo este último para el próximo desafío. Finalmente, Esther se hizo con la vainilla gracias a su olfato y Lucía empleando la vista consiguió una mano de Buda.

Una vez concluida esta primera fase, se enfrentaron al desafío 'Seguir al chef.' Con Dani García como invitado, los concursantes debían preparar un 'Gazpacho de invierno' siguiendo sus indicaciones e incorporar a la receta el ingrediente asignado previamente.

El cocinado estuvo marcado por los nervios de Lucía y María Blanco. La primera se quedaba rezagada y no paraba de preguntar a Esther los pasos, mientras que María no prestaba atención, por lo que hizo mezclas incorrectas.

Mejor fue el desempeño de Esther y Gonzalo. Ambos hicieron buenos platos. No obstante, la primera plaza para el duelo final y la chaquetilla se la acabó llevando Esther, por incorporar la vainilla correctamente, ya que Gonzalo solo añadió un caldo de almejas y no el producto en sí.

Una prueba de exteriores repleta de dificultades

Con Esther clasificada para la final [VIDEO], Gonzalo, Lucía y María se jugaron la segunda plaza en la prueba de exteriores.

En este desafío los aspirantes cocinaron dos platos de un menú degustación diseñado por Pepe y que tuvo como comensales a los concursantes de 'MasterChef Celebrity [VIDEO] 2'.

Rodeados de avispas, los minichefs precisaron de la ayuda de los jueces para sacar adelante los platos. La prueba fue especialmente complicada para Gonzalo, con problemas para desmenuzar su ave, olvidó ingredientes y puso los tubérculos crudos. Todo este cúmulo de fallos provocó retrasos y obligó a los jueces a intervenir.

Lucía tampoco hizo su mejor prueba. Sacó su perdiz en escabeche con retraso al tener que rectificar elaboraciones con la ayuda de Pepe y Jordi. Sin embargo, la cosa mejoró con su segundo plato, bacalao en su jugo, realizado a tiempo y en su punto.

Tras los errores de sus compañeros, María ganó la segunda plaza para el duelo final, al hacer su plato de espardeñas y el postre en tiempo, con buen sabor y la textura exacta.

Un duelo final al límite entre Esther y María

Arropadas por excompañeros y familiares, el duelo final estuvo muy reñido y de un nivel impresionante.

María preparó un gazpacho de manzana, multiesferas con aire de limón y mousse de chocolate con cúpula de chocolate, espéculo y frambuesas. A pesar de algunos problemas con la crema de queso, recibió valoraciones positivas del jurado y del chef invitado Dabiz Muñoz.

Por otro lado, Esther presentó unos canelones de aguacate, salmón con cítrico y salicornia, y una mousse de nueces, bizcocho y tofes. Sus platos recibieron también muchos elogios, destacando especialmente sus emplatados, la diversidad de técnicas, sabores equilibrados y unas texturas muy logradas.

Las niñas presentaron unos platos dignos de profesionales, combinando técnicas tradicionales con otras de vanguardia, pero como solo puede ganar una, los jueces otorgaron la victoria a Esther. La granadina, muy emocionada, le dedicó el triunfo a su hermana con autismo.