Anoche se celebró el famoso Festival de Eurovisión [VIDEO] que hace que la gente se siente para verlo, pero últimamente los datos recogidos sobre la audiencia hacían prever que en España estaba en decadencia, ya que el año pasado se consiguió apenas un 27.2% y 3.918.000 en el momento que Manel Navarro subía al escenario para cantar su canción ‘Do It for Your Lover’.

El efecto Almaia

Pero el efecto Almaia [VIDEO], es decir, Alfred y Amaia, han conseguido cambiarlo totalmente, han hecho posible que tuviéramos los mejores datos desde el Chikilicuatre, el cual consiguió 59.3% y 9.336.000. Al final los datos recogidos fueron que el momento que cantaron la pareja se obtuvo un 43.5% y 7.170.000 de personas viéndolos, y en el momento de las votaciones, en el cual se proclamó ganadora del festival a Netta, se consiguió 51.2% según datos de Barlovento Comunicación.

Parecer ser que RTVE ha conseguido su objetivo, que era conseguir mayor audiencia, y unido al fenómeno fan de Operación Triunfo lo han conseguido, ya se podía intuir que iban a aumentar, ya que el récord de audiencia en el programa fue de un 30,8%. Pero hay trampa en el dato de Eurovision, ya que mucha gente no lo sigue por la Televisión sino que lo ven a través de la página oficial de RTVE o por el canal de YouTube del propio festival.

Rosa sigue siendo la reina de la audiencia

La gran ganadora en las audiencias en Eurovisión de España sigue siendo Rosa, que cuando subió al escenario del Saku Suurhall en 2002 con sus compañeros de OT para interpretar su ‘Europe's living a celebration’ consiguió poner en vilo a toda el país con un 80.4% de share y 12.755.000 de espectadores. El primer género fan de Operación Triunfo hizo que todos los españoles se quedaran frente al televisor para ver cantar a Rosa, pero este dato en esa época tampoco iba a extrañar ya que la final de ese talent show consiguió que en la final se alcanzara la cifra de 12.873.000 de personas.

El segundo dato más en el festival fue por parte de Rodolfo Chikilicuatre y en el tercer puesto Beth.

Aun con estos datos no se ha conseguido mejorar la posición respecto a los últimos años, un puesto 23 no da buenas sensaciones a la candidatura, y es algo que TVE sabe, pero que como cada año no cambiara. El último buen resultado lo obtuvo Ruth Lorenzo con su ‘Dancing in the Rain’ y su noveno puesto. Es sabido por los eurofans la necesidad de cambiar la delegación, un claro ejemplo de mejora son nuestros vecinos, Francia, que tras cuatros años de malos resultados cambiaron su estructura, y pasaron de un año a otro del puesto 25 a estar sexto con Amir.