Sorpresón por todo lo alto el que ha tenido que ver con la gran bomba que se ha venido expandiendo alrededor del personaje de la crónica social que más noticias genera por segundo como es Belén Esteban.

En este caso, más concretamente, la protagonista de la noticia más inesperada que cabían esperar los fans de la conocida como la princesa del pueblo, no era ella sino su hija, Andrea Janeiro, también conocida como Andreíta.

Todo surgía a raíz de la revelación de uno de los colaboradores más potentes como es Kiko Hernández sobre la futura maternidad de una hija de una famosa habitual de la crónica rosa. Algo que hacía de la siguiente forma: "Hay una famosa que ha sido madre y que ahora va a ser abuela”.

Era entonces cuando muchos de los presentes en el programa miraron, en primer lugar, a Terelu Campos, madre de Alejandra Rubio, joven a la que muchos ven como la próxima reina de corazones y que, recordemos, sale con el Dj Álvaro Lobo [VIDEO].

El embarazo era algo que la tertuliana del programa más rosa de la televisión desmentía ipso facto.

Belén Esteban y la posibilidad de que acabe siendo abuela

Casi de forma natural, todos los ojos se posaban sobre Belén Esteban. Y es que Andreíta lleva un tiempo viviendo fuera de España, no se sabe si con su chico, Daniel Wozza [VIDEO], después de ya más de un año de relación entre ambos. Las opciones de que fuera ella la bienaventurada no eran pocas.

Tal era el nivel de tensión que se respiraba en esos momento en el plató que solo había que ver la cara de máxima preocupación que presentaba la de San Blas a la espera de que, finalmente, Kiko soltase de una vez por todas de quién se trataba. Algo que, quizás como estrategia del programa, Hernández no quiso revelar dejándolo en el aire para nuevas ediciones del programa.

Andreíta vuelve al centro de la polémica

Justo en ese momento se empezaban a multiplicar las publicaciones, muy especialmente en las redes sociales, en las que se podía leer que Andreíta estaba embarazada entre interrogantes. Esos signos de interrogación que muchos no vieron, empezando a hacer rodar un rumor no confirmado y haciendo enorme la bola.

Los medios de comunicación tampoco se quedaron atrás y por ejemplo, nuestros compañeros de Cotilleo, hablando de sorpresa y confusión, se preguntaban si realmente estaba embarazada ofreciendo todos los detalles que señalarían que, por qué no, pudiera ser ella esa hija de famosa que esperaba su primer bebé. Tras esta cabecera vendrían más planteando la misma pregunta. La respuesta está en el aire.