Camino del mes sin más cariño que el que se intuye dejaron en España a unos cuantos miles de kilómetros, era de esperar que se armara la que se ha armado en las redes sociales entre los seguidores del concurso tras someter a los concursantes a una prueba sensitiva que ha despertado la libido de más de uno de ellos.

Hablamos de la recompensa que el programa tenía preparada a los concursantes de Cayo Cochinos si lograban superar una prueba. Nada más y nada menos que comida. Para todos. Eso sí, debían emplearse a fondo si querían gozar de semejante lujo a estas alturas del programa donde todo escasea menos el hambre que cada vez cotiza más al alza.

Para hacernos una idea de lo calentita que se puso la arena tan solo hubo que escuchar el nombre de la prueba [VIDEO] en boca de Jorge Javier Vázquez. El catalán la presentaba así a los "robinsones" implicados en tal probatura: "Vamos a jugar a los tocamientos". Las risas nerviosas y divertidas se expandían entre los jugadores.

Sube la temperatura en SV 2018

Era entonces cuando Lara Álvarez les pedía que se organizaran en parejas, al gusto, para poner a prueba la sensibilidad de diversas partes de su cuerpo. El juego iba así: Un miembro de la dupla se colocaba un bozal mientras el otro se ponía un antifaz. Este último debía adivinar, pues, sin ver nada, cuál era la comida que el programa le había preparado. Eso sí. Debía adivinarlo usando la parte que le dijera la dirección debía usar. Como era de esperar, todos comían, se tocaban [VIDEO] y ponían un poco a tono, de paso.

El otro momentazo que se ha vivido en Honduras en las últimas horas ha llegado de la mano de una pillada de una conversación que mantenían detrás de las cámaras tanto María Jesús Ruíz como Romina Malspina que, sin embargo, no podían evitar quedara registrada y que retrataba a ambas.

Pillada tras las cámaras

Cuando ambas creían que nadie las grababa ni las escuchaba se lanzaban a degüello de Fernando, al que destrozaban sorprendiendo y mucho a la audiencia y a los comentaristas del concurso, quienes aseguran haber cambiado para siempre la forma en la que veían a ambas. Para algunos "dos mosquitas muertas" de esas que vale más alejarse que tenerlas cerca por su capacidad para tener doble personalidad.

Justo después de asegurar que a su compañero se le estaba yendo "el juego de las manos", le lapidaban recordándole que "lo ha hecho todo gracias a su mujer. Es todo bla, bla. No debe hacer nada en su día a día… Bueno sí, quejarse de todo". Aunque no lo sepan la audiencia ya ha tomado nota de todo para las nominaciones.