El tiempo pasa para todos, pero no pasa para todos de la misma manera. La genética de cada uno, las vivencias o experiencias por las que va pasando, el estilo de vida que adquiere y la edad, como último fin de los muchos cambios que sufrimos a lo largo de la vida, nos va alterando de muchas maneras siendo a menudo la más evidente. la física.

Algo a lo que no son ajenos los jóvenes esculturales que, día a día, se muestran ante la televisión tan 'estupendásticos' como lo hacen los tronistas y los aspirantes a conseguir el amor de estos en el dating show decano de la televisión española Mujeres y Hombres y Viceversa.

MYHYV vuelve a ser noticia

Y si no que se lo pregunten a la que está siendo la gran protagonista de este espacio para los miles y miles de seguidores de fans de MYHYV en las últimas horas como es Laura Barcelona Hernández [VIDEO].

Una de las 'viceversas' que más dio que hablar durante su paso por el programa que presenta Emma García y que ahora parece haber vuelto al centro de la actualidad mediática.

La razón de que esta esté dando tanto que hablar la tiene el espectacular cambio físico que esta ha vivido en cuestión de unos pocos meses. Un cambio que ha dejado sin palabras a aquellos quienes la venían siguiendo en sus perfiles oficiales [VIDEO] de las redes sociales y que la obligaba a tomar la palabra en un medio de comunicación para hablar al respecto ante el ruido que estaba provocando este cambio radical.

Y es que Laura Barcelona ha engordado la friolera de 21 kilos desde que diera a luz recientemente en uno de esos cambios físicos que se producen en muchas mujeres tras dar a luz y que, con el tiempo y mucho constancia, la gran mayoría de ellas logran hacer remitir.

Algo que, según se desprende de sus palabras, no está entre las prioridades de la joven de pelo rosa.

La nueva Laura Barcelona

Así lo aseguraba en Radioset, la radio oficial de Mediaset España y donde esta aseguraba que le daba "igual haber engordado 21 kilos o no salir". Para ella la prioridad era cuidar de su recién nacida y ser feliz. Y es que esta sabe que su caso no es único y que los partos de famosas que muchas creen habituales poco tienen que ver con los de la mayoría.

Sobre este asunto recordaba a todas las que no saben lo que es dar a luz y las consecuencias que derivan de ello que “tras un parto no somos Pilar Rubio, no salimos divinas“. Un dardo envenenado con el que advertir de la realidad a muchas jóvenes que no deben hundirse si les sucede lo mismo.