El refranero español, tan sabio como pocos, ya lo venía avisando desde tiempos inmemoriales. "Las desgracias nunca vienen solas". Algo que está pudiendo sentir en sus propias carnes el gran protagonista de la actualidad rosa de lo que llevamos de semana con permiso de Belén Esteban como es Toño Sanchís.

Y es que, tras perder el juicio contra la conocida como princesa del pueblo, el representante de famosos decidía en el día de ayer romper su silencio dando una exclusiva [VIDEO] a la revista Semana que hoy ya está en la calle y que vamos a desgranar aquí poniendo el acento en lo más importante: El declive psicológico que está sufriendo Toño Sanchís desde que la semana pasada conociera el fallo judicial en su contra.

Toño y su mujer no pueden más

En este sentido, el valenciano no tenía pudor alguno en confesar que sí, que el daño psicológico que le está haciendo este caso y, sobre todo, la cantidad de insultos, faltas de respeto y mofas que está generando su persona a raíz de los comentarios de la colaboradora de Sálvame y sus voceros no le están saliendo gratis. Ni mucho menos.

Tanto es así que el agente de famosos ha tenido que empezar ya a recibir ayuda médica en forma de tratamiento psicológico [VIDEO] para poder asumir todo lo que le está pasando y que, parece es imposible de canalizar por la velocidad y virulencia con la que se están produciendo las reacciones desde decenas de esquinas.

Según sus propias palabras, todos esos "ataques, personales y profesionales constantes" no se los desearía a nadie.

Y es que estos no solo están mermando su estado de salud, sino que también está afectando a sus más allegados. A este respecto el levantino revelaba públicamente que "Mi familia y yo estamos recibiendo ayuda psicológica".

Piden parar la 'matanza' a Toño Sanchís

Unas declaraciones que prometen dar mucho que hablar y que a las pocas horas de ver la luz en los kioskos de toda España ya están generando todo tipo de reacciones en las redes sociales donde no son pocos los seguidores de Sanchís que piden abiertamente el fin al linchamiento que se está produciendo en Telecinco y Mediaset España en los últimos días.

Algo que, básicamente, está en manos de su archienemiga Belén Esteban. La misma que está dedicándose a hacer leña del árbol caído, eso sí, previo pago de su importe en televisión o en las revistas y que tendrá la última palabra a la hora de seguir hundiendo psicológicamente a Toño o parar la sangría.