Es imposible de creer como el paparazzo sigue soportando la convivencia en el plató, cada vez que se toca un tema relacionado con su novia, María Lapiedra [VIDEO]sus compañeros explotan. Lo que da por sentado su poca tolerancia hacia su compañera y la relación existente entre los colaboradores.

Aprovechan la oportunidad para hundir a la pareja cada vez que pueden, en este momento es Mila Ximénez quien arremete contra el paparazzi. Propinándole de insultos como ha querido, solo porque a Gustavo se le ocurrió comentar algo sobre María Lapiedra.

Nuevamente vemos el choque de titanes en Sálvame, cuestión que sucede a menudo en el programa.

Mila Ximénez pierde los papeles en el plató

La colaboradora harta de los montajes de María Lapiedra arremete contra Gustavo González, para la colaboradora la ex actriz no está pasando por ningún mal momento. Solo está representando un personaje que a su parecer llevará al paparazzo al abismo, Mila le advierte al paparazzo que se estaba quedando solo.

Comenta que sus compañeros de plató se han alejado de él, luego su familia y ahora su socio. No soporta que Lapiedra utilice a sus hijas para no encarar sus problemas, diciendo que esta es una cobarde. Le recuerda a Gustavo que él no está saliendo con la reina Letizia [VIDEO].

Cuando ya la tensión no se aguantaba da su golpe final al paparazzi, dando gritos y amedrentándolo subiéndose a su asiento y dando manotazos la colaboradora le dice a Gustavo González que se había convertido en una persona manipuladora y ruin y un pedazo de excremento.

Gustavo González se ha enfadado

El paparazzo trató de mantener la calma pero al parecer la indiferencia y algunos comentarios de la colaboradora sobre las hijas de María Lapiedra lo hicieron alterar. Sin embargo hasta el último minuto mantuvo la calma, para no causar mayores polémicas.

El hecho de que Mila Ximénez tratara a las hijas de la ex actriz de mochila y dijese que venía como guardaespaldas de la colaboradora, fue la gota que derramó el vaso. El paparazzi [VIDEO] agrega que ella podía creer lo que quiera, pero el que vive las situaciones con María era él.

Dando a entender que la colaboradora no estaba representando ningún personaje, como lo hacen ver sus compañeros. Pregunta si su presencia en la zona Vip ha incomodado a alguno, nadie respondió a la pregunta del paparazzo. Es decir que es un indicativo de que no fue una molestia su visita.

Lo que si no se puede creer es la falta de tolerancia que tiene Mila Ximénez, pareciese que está hecha de pólvora. Ya que explota con facilidad en fracciones de segundos, aunque no sabemos que hay detrás de todo este enfado de Mila contra Lapiedra.