Mila Ximénez y Sandra Barneda no se llevan para nada bien y esto es ya algo oficial, por mucho que traten de fingir y de hacer el paripé tanto a la presentadora de Supervivientes, como a la colaboradora de Sálvame les disgusta su presencia.

Sandra Barneda dejado claro en incontables ocasiones que no le gusta el universo Sálvame, pero en este caso ha sido Mila Ximénez ha dado una pincelada para aclarar un poco más de dónde procede el mal rollo [VIDEO] que tiene con Sandra Barneda. Oímos a la colaboradora estrella de Sálvame decir que no veía el debate de Supervivientes porque su religión se lo prohibía y la verdad, es la segunda vez que pronuncia esta frase muy poco tiempo y es que la que fue finalista en Supervivientes 2016 atacó los debates del reality el pasado 19 de abril.

Mila Ximénez deja en evidencia nuevamente a la presentadora de Supervivientes

Tuvo lugar mientras estaba entrevistando a María Lapiedra, que había decidido abandonar el concurso unos días antes, debido a que echaba muchísimo de menos a sus hijas y aquí un comentario de Mila Ximénez dio luz acerca de la mala relación que mantiene con la pareja sentimental de Nagore Robles.

Según el periódico bluper Mila Ximénez apuntó que quedó finalista en Supervivientes 2016, a pesar de tener tanto a una presentadora como a la novia de esta presentadora completamente en su contra, y con esto claramente parece indicar que se está refiriendo a Sandra Barneda y Nagore Robles la actual pareja de la presentadora y también colaboradora en los debates [VIDEO] de Supervivientes.

Pero esta no es la primera vez que pasa algo similar, el pasado domingo 18 de marzo, cuándo se estrenó conexión Honduras, en mitad de una acalorada discusión entre colaboradores, Sandra Barneda dijo que aquello no era Sálvame, que ya lo había todas las tardes incluso el fin de semana y que dejarán de lado los enfrentamientos personales.

Es decir, que para esta presentadora el debate Supervivientes se podía considerar muchísimo más digno que el de Sálvame y como no podía ser de otro modo al día siguiente Mila Ximénez aprovechó y le devolvió el golpe a esta presentadora afirmando que no vio el debate, ya que su religión se lo impedía y que hab poner un poquito de orden en el plató porque aquello no era Sálvame y se considera una ofensa para la mujer, con toda la ironía del mundo.

Todo esto lo único que deja al descubierto es una incómoda verdad para Sandra Barneda y es que detesta lo que es la estrella de la cadena para la que trabaja algo que en un futuro podría ser muy perjudicial para ella.